Jueves, 25 de Abril de 2019
Twitter
Facebook
Youtube

La Policía detiene a una persona y desmantela en Algeciras un punto de venta de cocaína y hachís

  • Objetos incautados por la Policía Nacional en la operación
    Objetos incautados por la Policía Nacional en la operación
    Cosas
    La Policía Nacional ha desmantelado un punto de venta de cocaína y hachís ubicado en la barriada del Saladillo, en Algeciras. En la operación se ha detenido también a un hombre de 43 años de edad que obligaba a su hijo, de 14, a vender las dosis de estupefacientes mientras él preparaba los pedidos en el interior de su domicilio.

    La investigación se inició durante las pasadas fiestas de Navidad, tras analizar y cotejar el  incremento significativo del número de actas de aprehensión de sustancias estupefacientes, en concreto de cocaína y hachís, realizadas por los indicativos de la Brigada de Seguridad Ciudadana en El Saladillo.

    Fruto de las vigilancias practicadas, los investigadores localizaron el domicilio utilizado como “punto negro” de venta de estupefacientes al por menor y al que se dirigían los presuntos compradores de droga.

    Así se pudo determinar la operativa empleada por el investigado a la hora de proceder a esas ventas, que no era otra que la típica en estos casos, es decir, la permanencia de los compradores durante escasos minutos en la zona, abandonando rápidamente el lugar una vez adquirida la droga.



    Los agentes de la UDYCO observaron que el principal investigado se valía de su hijo de tan solo 14 años de edad, al cual utilizaba y obligaba a realizar labores de vigilancia para avisarle en caso de observar la presencia policial. Debido a que el padre no permitía el acceso a la vivienda a ningún comprador, era el propio hijo el que debía subir a la vivienda, recoger la dosis, intercambiarla por dinero y hacerle entrega de éste a su padre y siempre bajo la atenta supervisión de su progenitor desde la ventana de su domicilio.

    Tal era el control que el padre ejercía sobre su hijo que incluso los investigadores fueron testigos de cómo en una de las vigilancias efectuadas, el padre comenzó a gritar y a reprender a su hijo de forma amenazante porque estaba jugando al fútbol en la calle con unos amigos, en lugar de estar en su punto de vigilancia y entrega de droga a las puertas del portal del bloque en el que residían ambos, circunstancia que atestiguó la gravedad de los hechos investigados al constituir un presunto delito agravado contra la salud pública, ya que, además de vulnerarse los derechos del menor, se  le estaba poniendo en un peligro inminente, real y grave.

    Tras recabar todas las pruebas incriminatorias el Juzgado de Instrucción número cuatro de Algeciras, autorizó la entrada y registro de la vivienda investigada. En el registro se procedió a la detención del padre y del hijo como presuntos autores de un delito contra la seguridad pública.  Los agentes incautaron 10 gramos de cocaína dispuesta para su venta, 361 euros en moneda fraccionada, dos pistolas simuladas de balines, así como varios objetos para su dosificación entre otros efectos.

    Una vez finalizado el atestado policial, el detenido mayor de edad fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia y el menor de edad fue oído en declaración ante el Juez y el Fiscal de Menores.

    La investigación ha sido realizada por el  grupo V de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado perteneciente a la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría de Algeciras.


  • Te puede interesar

  • Ayuntamiento de La Línea
    cruz roja
    unicef