Jueves, 25 de Abril de 2019
Twitter
Facebook
Youtube

Los padres del Virgen de la Esperanza de Algeciras se concentrarán para denunciar deficiencias

  • Una grieta en el edificio, en imagen aportada por CCOO
    Una grieta en el edificio, en imagen aportada por CCOO
    Cosas
    Los padres y madres del Centro de Educación Especial Virgen de la Esperanza de Algeciras se concentrarán el martes 29 de enero, a las 11 de la mañana, a las puertas de la Subdelegación del Gobierno de la Junta de Andalucía.

    Grietas en el enfoscado, falta de calefacción central y deficiencias en el patio son algunos de los problemas con que se encuentran diariamente el alumnado de este centro, cuya comunidad educativa ya ha protestado en otras ocasiones.

    Desde la sección comarcal del sindicato CCOO se quiere animar “a participar en esta concentración en demanda de dichas mejoras en el centro”, y recuerdan que llevan advirtiendo de esta situación “desde hace años”, incluso  llegaron a llevar a un técnico para que informase de posibles riesgos contra los usuarios y plantilla, según indican en un comunicado.



    De ese informe, añaden, “se confirmó que no existían riesgos inminentes ni estructurales, salvo el estado del cuadro eléctrico expuesto a humedades, única incidencia que corrigió la Administración”.

    No obstante, este sindicato sostiene que “persisten las grietas en el enfoscado y deficiencias de mantenimiento sobre todo de los patios, así como el encontrarse sin calefacción en las aulas, siendo además un centro educativo para niños con necesidades especiales, con menor movilidad y más expuestos al enfriamiento corporal”.

    Afirman que “el alumnado tiene que asistir a clase con varios polares y cubiertos con mantas. Tampoco pueden salir al exterior después de que la cornisa del patio se precipitara en el temporal del pasado mes de marzo”.

    Por último, recuerdan que el centro “presenta problemas de construcción desde su apertura, que dispone de una piscina cubierta para terapias que casi nunca funcionó por falta de personal y cuya caldera está estropeada. Las ratas ya se han comido hasta el cable del motor”.


  • Te puede interesar

  • publicidadunicef
    publicidadcaritas
    publicidadAyuntamiento de La Línea