Miércoles, 20 de Enero de 2021
Twitter
Facebook
Youtube

Algeciras, escenario de un simulacro de Salud Pública en el puerto

  • Sanitarios del 061 preparándose para atender al infectado. Foto LR
    Sanitarios del 061 preparándose para atender al infectado. Foto LR
    Noticias

    A lo largo de esta mañana se ha desarrollado en el puerto Bahía de Algeciras un ejercicio de salud pública, enmarcado en otro de mayor envergadura de seguridad marítima, denominado MARSEC-19, y que durante una semana contará con doce escenarios diferentes a lo largo de toda la costa española. Bajo la dirección de la Armada, los ejercicios MARSEC tienen periodicidad anual y sirven para el adiestramiento y coordinación de todos los organismos, públicos y privados, que intervienen en asuntos de seguridad marítima.

    El ejercicio de hoy en Algeciras se ha centrado en un supuesto de llegada a puerto de un buque con un infectado por fiebre hemorrágica procedente de un país africano y un cadáver, cuya muerte estuvo causada por la misma enfermedad.

    Tras recibirse una llamada desde el buque en cuestión al Centro Radio Médico del Instituto Social de la Marina, se activa el protocolo de emergencia para estos casos y así facilitar que, una vez llegue a puerto, el dispositivo se encuentre listo para atender al enfermo y al cadáver, así como al resto de la tripulación.

    En este caso, el ejercicio ha sido coordinado por Sanidad Exterior y han participado organismos de todas las administraciones implicadas (central y autonómica), así como empresas privadas, adquiriendo todo el protagonismo los equipos sanitarios responsables de la entrada del buque y los afectados (Ministerio de Sanidad) y los encargados de la asistencia sanitaria una vez han sido autorizados a desembarcar (Junta de Andalucía).

    Los equipos sanitarios de ambos ámbitos de actuación, así como los empleados de los servicios funerarios encargados de transportar el cadáver, realizaron en diversas carpas instaladas al efecto en el muelle de Isla Verde la colocación de los equipos de protección para trabajar con infecciosos (EPI), siguiendo estrictos protocolos de actuación, bajo supervisión.





    Miguel Dávila, responsable de la coordinación del simulacro y funcionario de Sanidad Exterior, explicó a todos los asistentes que se trataba de un escenario complejo, no solo de organización, sino de ejecución coordinada de muchos organismos distintos con protocolos diferentes, por lo que se trataba de comprobar si las maneras de trabajar casaban adecuadamente a la hora de la verdad.

    Con posterioridad a la llegada del buque a puerto (en esta ocasión el patrullero ‘Tagomago’ de la Armada), el equipo de Sanidad Exterior subió a bordo para evaluar la situación. Posteriormente se evacuó al enfermo, que fue recibido a pie de escalerilla por sanitarios del 061 de la Junta de Andalucía, que lo introdujeron en una cápsula de presión negativa para su traslado en ambulancia a un centro asistencial.

    Los tripulantes del buque igualmente fueron sometidos a una encuesta epidemiológica a pie de muelle, para su posterior seguimiento. Seguidamente, los empleados de los servicios funerarios, igualmente protegidos con EPIs, subieron a bordo para evacuar el cadáver. Las labores de eliminación de todos los residuos producidos durante la operación, incluidos los monos de los sanitarios, se llevaron a cabo en carpas distintas a las empleadas para su colocación e igualmente se realizaron bajo supervisión. El buque sería posteriormente descontaminado con la intervención de una empresa especializada. La responsabilidad de la liberación del buque para que pueda volver a navegar, de nuevo, correspondería a Sanidad Exterior.

    La evaluación de la coordinación era el elemento central del ejercicio, para lo cual se distribuyeron por todo el escenario observadores y evaluadores, que grababan y controlaban todas las partes del simulacro. “Es muy importante –señaló Miguel Dávila- que el procedimiento de Sanidad Exterior esté integrado en el Plan de Seguridad del puerto en cuestión”.

    El comandante naval de Algeciras, capitán de navío Jorge Lozano, explicó que los ejercicios MARSEC tratan de “generar espacios para coordinar cualquier actividad que tenga que ver con la seguridad marítima”. Destacó que en toda España se estaban desarrollando durante estos días una docena de escenarios distintos, coordinados por la Armada, como responsable último de vigilar y asegurar los espacios marítimos nacionales.

    La directora general de Salud Pública del Ministerio de Sanidad, Pilar Aparicio, asistió al ejercicio, acompañada de distintas autoridades de los gobiernos central y autonómico, agradeciendo al finalizar el mismo la participación de todos los organismos implicados, que sumaban más de una docena.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas