Domingo, 27 de Noviembre de 2022
Twitter
Facebook
Youtube

Detenido por negarse a hacer la prueba de alcoholemia y mostrar sus genitales a los agentes

  • La Policía Local de Algeciras detuvo al individuo.
    La Policía Local de Algeciras detuvo al individuo.
    Noticias

    Agentes del Departamento de Atestados de la Policía Local de Algeciras y de la Unidad de Seguridad y Convivencia, USEC, han procedido a la detención del conductor de un turismo por negarse a realizar la prueba de detección de alcohol, según ha informado el teniente de alcalde delegado de Seguridad Ciudadana, Jacinto Muñoz Madrid.

    El conductor, de 29 años y vecino de Sevilla, circulaba de madrugada por la Avenida de Agua Marina de forma irregular, por lo que los agentes de la USEC procedieron a darle el alto, y nada más bajarse del vehículo, mostró sus genitales a los agentes y a continuación comenzó a orinar en plena vía pública.

    Los policías comprobaron que presentaba signos evidentes de circular bajo los efectos de bebidas alcohólicas, por lo que solicitaron la presencia de sus compañeros del equipo de Atestados, a fin de realizarle la correspondiente prueba.

    El conductor se negó en repetidas ocasiones a realizar la prueba de alcoholemia, pese a que los agentes le informaban que ello suponía un delito contra la seguridad vial, en una actitud cada vez más violenta, que provocó que dos agentes de Policía Nacional que patrullaban por el lugar también se detuvieran en el control de alcoholemia.





    Tras propinar manotazos, patadas, empujones y arañazos a los agentes, fue finalmente detenido, siendo necesaria la presencia de un total de seis policías para reducirle y trasladarle a los calabozos de las dependencias policiales.

    Desde la Policía Local se recuerda que la negativa a realizar la prueba de alcoholemia o drogas está contemplada en el Código Penal como un delito contra la seguridad vial, que recoge penas de prisión de hasta un año, además de la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por hasta cuatro años.

    En caso de conducir un vehículo que no requiera de permiso o licencia, como ocurre con las bicicletas o los vehículos de movilidad personal (los "patinetes eléctricos"), la Ley de Seguridad Vial prevé en su lugar, una multa de 1.000 euros. En cualquiera de estos casos, los agentes inmovilizan además el vehículo del conductor que se niega a realizar la prueba de detección de alcohol o drogas.

    El conductor que se negó a realizar la prueba de alcoholemia, además de pasar a disposición judicial por la comisión de un delito contra la seguridad vial, deberá responder por varias infracciones administrativas, como la exhibición obscena de sus genitales, miccionar en la vía pública y faltar al respeto a los agentes. Las multas por estas infracciones a la Ley Orgánica de Seguridad Ciudadana y a la Ordenanza Municipal de Convivencia Ciudadana, podrían ascender a 1.500 euros.

    Muñoz ha destacado que los controles de alcohol y drogas de la Policía Local de Algeciras no se limitan a los periodos de las campañas de la DGT, sino que por el contrario se realizan a diario por los agentes, como fundamental forma de prevención de accidentes graves en la ciudad.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas