Domingo, 27 de Septiembre de 2020
Twitter
Facebook
Youtube

La Policía Nacional desarticula el clan de 'La Rubia' en Algeciras

  • Cinco personas han sido detenidas

    La Policía Nacional desarticula el clan de 'La Rubia' en Algeciras
    Parte de la droga intervenida en el domicilio
    Noticias

    Agentes de la Policía Nacional han detenido en Algeciras a cinco miembros del clan de “La Rubia” como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas. La operación en la que ha colaborado la Policía Local de Algeciras ha finalizado con la desarticulación de una red con tres puntos de distribución dedicada a la venta directa de cocaína y heroína al consumidor final a través de los propios domicilios en los que los detenidos, tres mujeres y dos hombres residían en la barriada de La Bajadilla.

    La investigación se inició tras detectar un incremento en las ventas de estupefacientes en la barriada motivo por el que se comenzaron a realizar diferentes vigilancias con el fin de  identificar a los responsables de las ventas. Fruto de las pesquisas realizadas, se descubrió que los presuntos responsables eran los miembros del llamado clan de “La Rubia”.

    Se trata de un grupo ampliamente conocido por la Policía Nacional y cuyos miembros con numerosos antecedentes ya habían sido detenidos hace dos meses por delitos relacionados con el tráfico de drogas.



    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas


    Los miembros del citado clan contaban con una gran cantidad de medidas de seguridad, con una presencia continua de “aguadores” que les alertaban cada vez que la policía se aproximaba a los domicilios investigados, a la instalación de dobles puertas de seguridad en el acceso a las viviendas a través de las cuales, aprovechando pequeñas ventanas habilitadas para ello, llevaban incluso a cabo las ventas de los estupefacientes en unas ocasiones, mientras que en otras, lo hacían en la misma entrada de éstas y nunca permitiendo la entrada a las viviendas a ningún comprador.

    Finalmente tras obtener los mandamientos judiciales se realizaron tres entradas y registros simultáneos en los domicilios investigados donde fueron detenidos los cinco miembros del clan.  En los registros los agentes han intervenido 500 gramos de hachís dispuesto y embalado para su posterior distribución, 1155 euros en moneda fraccionada, tres  teléfonos móviles más uno encriptado, cuyo valor en el mercado puede llegar a los 1600 euros, una balanza de precisión y diferentes útiles para la preparación de la droga.

    Una vez finalizado el atestado policial, los detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia cuyo titular decretó el ingreso para uno de ellos y libertad con cargos para el resto de los investigados.