Jueves, 13 de Mayo de 2021
Twitter
Facebook
Youtube

Lucrecio Fernández destaca que "el principio de autoridad vuelve a reinar en la comarca"

  • Lucrecio Fernández destaca que "el principio de autoridad vuelve a reinar en la comarca"
    Imagen de una lancha cargada de fardos
    Noticias

    La detención del jefe de la Policía Judicial de la Guardia Civil en Algeciras no debe "poner en evidencia" un trabajo "continuo, efectivo y serio" que ha logrado "que el principio de autoridad vuelva a reinar en el Campo de Gibraltar", ha indicado hoy el delegado del Gobierno en Andalucía, Lucrecio Fernández.

    Fernández ha celebrado que haya sido "la propia Guardia Civil" la encargada de poner las investigaciones en conocimiento del titular del Juzgado nº 4 de la localidad gaditana, después de llevar a cabo una investigación interna, que vincula a este mando supuestamente con el narcotráfico.

    En rueda de prensa, Fernández ha anunciado que el Gobierno aumentará el número de efectivos destinados en el Campo de Gibraltar, una de las "peticiones unánimes" de las asociaciones policiales,

    Ante las últimas peticiones de los principales organizaciones de Guardia Civil y Policía Nacional, el delegado ha reivindicado que llevan "mucho tiempo trabajando" para revertir la tradicional situación de abandono de la zona, tras la pérdida de 12.000 efectivos durante los siete años anteriores cuya tasa de jubilación no fue repuesta.





    "Se ha diseñado, por primera vez, una estrategia efectiva no solo destinada a intervenir los alijos o a incautar hachís", ha explicado Fernández "sino que se han dedicado muchos efectivos a luchar contra el blanqueo de dinero y a cortar fuentes de financiación". "La lucha contra las infraestructuras es la manera más útil de acabar con las distintas marcas", añadió.

    Los investigadores sospechan que su compañero Joaquín F. está vinculado a la red derivada de la organización de narcos que encabezaba El Messi del Hachís, según apuntan fuentes cercanas al caso. De hecho, el agente colaboró en su momento como mediador para que el traficante se entregase en noviembre de 2017, según confirman fuentes policiales. "Él era el que se wasapeaba con El Messi", apunta un agente de la zona.

    El Messi acabó detenido tras un polémico acuerdo con el fiscal de la zona que le dejó en libertad con cargos y a la espera de juicio. Así se mantuvo hasta que en marzo del pasado año decidió fugarse. El Haj denunció en una misiva la "enorme presión" a la que se sentía sometido por el cerco policial que el Gobierno ha puesto en marcha desde mediados de 2018 con su Plan Especial de Seguridad para luchar contra el narcotráfico.

     




  • Magazine empresarial
    Magazine empresarial