Martes, 11 de Mayo de 2021
Twitter
Facebook
Youtube

Casa Marcos Criado: un lugar donde aprender a mirar

  • La Fundación Prolibertas ayuda a la inclusión social en la comarca

    La casa Marcos Criado lleva diez años desarrollando su labor
    La casa Marcos Criado lleva diez años desarrollando su labor
    Noticias

    La Casa Marcos Criado de Algeciras, en el barrio de San José Artesano, lleva diez años dando acogida a personas necesitadas en riesgo de exclusión social. Allí, la Fundación Prolibertas se esfuerza porque todos los que crucen el umbral de sus puertas puedan salir de allí con mejores posibilidades de afrontar con garantías sus particulares día a día.

    Entramos por sus puertas y a la derecha una gran cruz trinitaria preside las instalaciones. Fundación Prolibertas es una ONG de acción social y para el desarrollo, impulsada por la Orden Trinitaria España-Sur, para dar respuesta a la necesidad urgente de buena parte de la sociedad, la de salir de una situación de exclusión y marginación para recuperar su vida, con un trabajo digno, con un lugar en la sociedad a la que pertenecen.

    Desde que abriera sus puertas hace ya diez años, son muchas las personas que han sido acogidas y que han llegado con la necesidad de ver cubiertas sus necesidades básicas, para coger el impulso para superar una situación de vulnerabilidad. 34 plazas de acogida para hombres y mujeres en riesgo de exclusión social, para que recuperen la autonomía y fuerza necesaria para enfrentarse a una entrevista de trabajo, recuperar los vínculos familiares o sentirse parte de una sociedad que los mira diferentes.

    El sinhogarismo, la privación de libertad, el ser de otro lugar, la violencia de género… No hay discriminación en la acogida, la asistencia, la oportunidad de formación o de empleo dentro de la familia Prolibertas. Hay que pasar sus puertas para darse cuenta de que ahí dentro, todo es diferente. Cuando entras, aprendes a mirar de frente una realidad que ya no parece tan ajena, porque estás caminando por sus pasillos cuando te cruzas con alguna de sus usuarias y usuarios y te miran, y ahí, se comprende todo.

    Nada más entrar, la casa Marcos Criado huele a hogar, a respeto, a dignidad, a convivencia, a superación. Una mirada de agradecimiento, un qué puedo hacer ahora por ti… se lee en la presencia de las personas que ahí duermen y rehacen sus vidas, en las personas que buscan esa oportunidad para salir adelante. Esas personas con especiales dificultades de encontrar un empleo por no tener recursos o por pertenecer a un grupo de edad de difícil inserción.

    Cuando llegan sumergidos y sumergidas a la fuerza en una situación que no han podido controlar, y cuando escuchas sus historias, no puedes dejar de comprender mejor y de sentirte implicado y con la necesidad de ayudar de algún modo. Marcos Criado es un hogar donde se aprende a convivir, se aprende a mirar.





    Hablar de Prolibertas es hablar de inclusión y solidaridad, de transformación social. Es dar respuesta a una necesidad urgente en la sociedad: la de atender a las personas en riesgo de exclusión social, con especiales dificultades de inserción social y laboral. Con un gran equipo de profesionales y de voluntarios y voluntarias.

    “Cada vez somos más en el equipo, vamos creciendo en cuanto a profesionales y voluntariado se refiere - comenta el Padre Sergio García - trinitario y además delegado de Fundación Prolibertas en Algeciras- y también crecemos en solidaridad, tanto de las empresas como de las personas particulares. Aún así, necesitamos siempre ayuda para financiar nuestros proyectos”, añade.

    El Padre Sergio nos señala que la principal ayuda la reciben de subvenciones públicas, y que gracias a los eventos que realizan y el apoyo de empresas y particulares, como empresas colaboradoras o socios y socias, sus programas siguen adelante. “El gran potencial para que la situación de vulnerabilidad de las personas atendidas en nuestros programas cambie, radica no sólo en ellos mismos o en la acogida, promoción, orientación y formación que con ellos llevemos a cabo, sino en la capacidad de la sociedad entera para hacer posible la integración real como persona en esa sociedad, con los mismos derechos, las mismas posibilidades y con la dignidad que toda persona merece”.

    No sólo es la casa de acogida, sino también la Escuela de Capacitación y Emprendimiento Hostelero y el programa Incorpora de La Caixa. Programas dirigidos a crear empleo, a establecer convenios con empresas para que nuestras usuarias y usuarios puedan no sólo hacer prácticas, sino también encontrar un empleo. “Son más de 100 las empresas con las que tenemos esos convenios de colaboración y podemos decir que la satisfacción por ambas partes es enorme. La necesidad de profesionales por parte de las empresas se une a las ganas y a la actitud positiva y a la formación que nuestros chicos y chicas tienen una vez que pasan por Fundación Prolibertas”.

    “Nuestras puertas siempre están abiertas. En la homilía, en los encuentros con empresas, en las reuniones a las que vamos, siempre invitamos a todo el mundo a que vengan a conocernos, porque no tiene nada que ver contarlo con vivirlo. Nos alegra mucho cuando una persona viene porque quiere conocer nuestras instalaciones y los programas, y vemos cómo en ese mismo instante, comprenden la importancia vital que este trabajo tiene para muchas personas”.

    Fundación Prolibertas no sólo está ahí, sino que nos enseña a mirar a las personas que viven sus vidas con verdaderas dificultades porque no tienen ni recursos, ni familia, ni autonomía ni la fuerza o capacidad suficientes para superarlas por sus propios medios. En sus pasillos y estancias, se escuchan historias en varios idiomas y la complicidad se percibe en el silencio con que cada una de ellas se recoge.




  • Cáritas diocesana Cádiz
    Cáritas diocesana Cádiz