Jueves, 25 de Abril de 2019
Twitter
Facebook
Youtube

El tarifeño José Luis García Velo, dirige el Museo Naval de Cartagena

  • El capitán de navío García Velo, con periodistas campogibraltareños en el Museo que dirige. Foto CG
    El capitán de navío García Velo, con periodistas campogibraltareños en el Museo que dirige. Foto CG
    Defensa
    El capitán de navío en la reserva, José Luis García Velo, es todo entusiasmo cuando narra, a quien le quiera oír, los proyectos que tiene para ampliar la oferta expositiva de las instalaciones del Museo Naval de Cartagena. Este tarifeño, que ejerce como tal, y que estuvo destinado en el arma submarina en el pasado, quiere convertir la sala que acoge al submarino Isaac Peral en una retrospectiva de dicha especialidad de la Armada.

    Para ello cuenta con abundante material que ha ido recopilando a lo largo del año y medio que lleva en el cargo y que ya tiene esparcido por el lugar que desea ocupar. Otro de sus proyectos, este mucho más cercano y que está a punto de conseguir que sea una realidad, es la sala dedicada a la Infantería de Marina, que pese a llevar como título el de ser la primera que se constituyó en el mundo, no tenía un espacio dedicado a ella. La inauguración de esta sala será dentro de pocas semanas.

    Cuando un grupo de periodistas de la Asociación de la Prensa del Campo de Gibraltar anunció su vista al Museo, no se lo pensó y personalmente les guió durante más de dos horas por todos los rincones de las instalaciones. Enamorado de su tierra tarifeña, a la que vuelve con mucha asiduidad, García Velo pasa de las galeras del siglo XV a la desgraciada historia del primer submarino capaz de lanzar torpedos y de su inventor, con toda naturalidad.

    Las maquetas de buques de todas las épocas son una parte muy relevante de este y de casi todos los museos navales, pero en este caso la presencia no de una maqueta, sino del verdadero y auténtico primer submarino construido y probado de la historia, el Isaac Peral, le otorga a este Museo una característica única. Su ubicación, pegado a los muelles del puerto de Cartagena en lo que fue en el pasado el cuartel de instrucción de marinería, lo convierte en un lugar único en su entorno natural y visita obligada.


  • Te puede interesar

  • caritas
    cruz roja
    Ayuntamiento de La Línea