Martes, 15 de Octubre de 2019
Twitter
Facebook
Youtube

Ejercicios en el Estrecho para certificar un mando naval español de la Alianza

  • Buques de distintos países de la OTAN atracados esta mañana en la Base Naval de Rota. Foto LR
    Buques de distintos países de la OTAN atracados esta mañana en la Base Naval de Rota. Foto LR
    Defensa

    El Cuartel General Marítimo de Alta Disponibilidad (SPMARFOR HQ) de la Armada Española va a ser certificado como Mando Naval de la Fuerza de Reacción Rápida de la OTAN durante unos ejercicios que, desde hoy y hasta el próximon18 de octubre, se van a desarrollar en aguas del estrecho de Gibraltar, bahía de Cádiz, Mar de Alborán y aguas próximas a Almería. El Cuartel General español será activado durante todo el año 2020 como el mando naval de la NRF (NATO Response Force).

    Los ejercicios a desarrollar se denominan ‘Dynamic Mariner/Flotex 19’ y en ellos están implicados 18 países, aportando buques 12 de ellos. Un total de 4.500 militares y 26 buques participarán en las diferentes fases. El escenario de ficción a desarrollar se centra en un ejercicio de crisis por una disputa económica respecto a la explotación de la Zona Económica Exclusiva, unido a un conflicto pesquero. La supuesta crisis va evolucionando y escalando, de la misma manera que la fuerza implicada.




    Durante la jornada de hoy, una veintena de buques se encontraban amarrados en los muelles de la Base Naval de Rota, a la espera de zarpar para dar comienzo a los ejercicios. El vicealmirante Antonio Martorell, al frente del Cuartel General Marítimo de Alta Disponibilidad español, embarcará junto a su Estado Mayor en el Buque de Asalto Anfibio ‘Castilla’ y dirigirá las operaciones desde el mar.

    Durante todo el año 2020, este Cuartel General se encontrará disponible para, en un plazo de cinco días, ser activado y entrar en zona de operaciones ante cualquier requerimiento de la Alianza, ya sea en respuesta a una crisis artículo 5 o no artículo 5 del Tratado del Atlántico Norte. A este Cuartel General, en caso de activación, se le unirían de forma inmediata alguna o todas las Agrupaciones Navales Permanentes de la Alianza y en plazos mayores otras unidades de refuerzo, entre ellas una agrupación anfibia.

    A estos ejercicios España, como país anfitrión, aporta el mayor número de efectivos: 2.700 militares y 16 buques, incluido un submarino. Está previsto que estas maniobras incluyan un desembarco anfibio en el campo de adiestramiento de El Retín. La fuerza de oposición estará compuesta por fragatas españolas de la clase “Santa María”, que recibirá su plan de operaciones de un mando aliado, diferente del que lidera los ejercicios.