Miércoles, 12 de Agosto de 2020
Twitter
Facebook
Youtube

El Gobierno USA no ha solicitado ampliar de cuatro a seis los destructores en Rota

  • Se confirma el establecimiento de un escuadrón de helicópteros de ataque

    El ‘USS Roosevelt’ a su llegada a la base de Rota el pasado mayo. Foto US Navy / Katie Cox
    El ‘USS Roosevelt’ a su llegada a la base de Rota el pasado mayo. Foto US Navy / Katie Cox
    Defensa

    La posible ampliación del despliegue de destructores norteamericanos en la Base Naval de Rota, de momento, no tiene recorrido oficial. Tanto el almirante de la Flota española como el embajador de los Estados Unidos en España han manifestado que no existen conversaciones al respecto.

    El embajador de los Estados Unidos en Madrid, Richard Duke Buchan III, señaló en una entrevista concedida al diario ABC el pasado 4 de julio que “por el momento no hay conversaciones concretas sobre la posibilidad de incrementar el número de buques con base en Rota”. De forma muy similar, el almirante de la Flota de la Armada española, Antonio Martorell Lacave, en unas declaraciones al Diario de Cádiz, publicadas hoy mismo, afirma que “a fecha de hoy no tengo constancia de que se haya producido petición formal alguna”.

    Las noticias respecto al deseo de incrementar de cuatro a seis los destructores norteamericanos destinados permanentemente en la Base de Rota surgieron cuando los máximos responsables de las Fuerzas Armadas norteamericanas en Europa así lo manifestaron ante el Comité de Servicios Armados del Senado estadounidense, en marzo de 2019 y en febrero de 2020. A estos se unió en marzo pasado, ante la misma comisión, el jefe de Operaciones Navales, Michael Gilday.

    La presencia de los cuatro destructores y sus tripulaciones está avalada por el Segundo Protocolo de Enmienda al Convenio de Cooperación entre ambos países de 1988, que entró en vigor en 2013. Por este motivo, una ampliación de cuatro a seis requeriría no solo el acuerdo explícito del Gobierno español sino su tramitación parlamentaria como una nueva enmienda al Convenio.

    Lo que sí parece se va a concretar sin necesidad de enmienda es la ubicación de un escuadrón de ataque marítimo de helicópteros (HSM), tal y como anunció en junio de 2019 la Sexta Flota. El almirante Martorell, en las declaraciones de este domingo antes citadas, señala que: “Por ser buques [los que relevarán a los actuales destinados en Rota] equipados con helicóptero, está previsto el despliegue en la Base de una escuadrilla, lo que conllevará un incremento pequeño de personal”.





    De hecho, el primero de estos helicópteros ya se encuentra en la base, dado que llegó junto con el ‘USS Roosevelt’, que relevó el pasado mes de mayo al ‘USS Carney’. Los otros tres destructores, que han cumplido más de cinco años de permanencia en España, van a ser relevados por otros tantos dotados todos ellos con un helicópteros MH-60R ‘Seahawk’. El embajador norteamericano, en las declaraciones antes citadas, señaló que: “Se espera que la transición a los barcos más nuevos haya finalizado para la primavera de 2022”.

    Aunque el actual Convenio de Cooperación para la Defensa entre España y Estados Unidos no contempla la presencia de esta unidad de helicópteros en la base, puede considerarse que estas aeronaves son componentes inseparables de los buques a los que acompañarían en sus despliegues.

    Los artículos 7, 8 y 18 del Convenio en vigor establecen la existencia del Comité Permanente hispano norteamericano para asegurar la coordinación y resolver las cuestiones que se planteen sobre su aplicación, señalando que la creación de nuevas instalaciones de apoyo (IDAs) podrá autorizarse por las autoridades españolas tras las consultas realizadas en dicho Comité Permanente.

    Por su parte, la embajada de los Estados Unidos en Rabat desmintió que Marruecos haya ofrecido a su Gobierno la base de Alcazarseguir, en la misma angostura del estrecho de Gibraltar, a medio camino entre Ceuta y Tánger, para sustituir a la española de Rota. El argumento esgrimido sería la supuesta finalización del Convenio hispano norteamericano en vigor el año próximo. Como indica la misma nota de la Embajada: "Los informes de que pronto expira el acuerdo de la Marina estadounidense con Rota son inexactos".

    Aunque el Segundo Protocolo de Enmienda al Convenio de 1988, firmado en 2013, prorroga el mismo durante ocho años, a continuación señala que se prorrogará según lo estipulado en el artículo 69.2 del Convenio, que establece que si no existe denuncia por una de las partes seis meses antes de su conclusión, éste se prorrogará automáticamente por un año, y así sucesivamente tras cada prórroga.