Miércoles, 4 de Agosto de 2021
Twitter
Facebook
Youtube

Los hijos de los militares norteamericanos, entre 12 y 17 años, ya pueden vacunarse

  • La vacuna contra la COVID que se les suministra es la Pfizer y requiere consentimiento paterno

    Un miembro de los equipos contra incendios de la base, recibe la vacuna contra la COVID. Foto US Navy
    Un miembro de los equipos contra incendios de la base, recibe la vacuna contra la COVID. Foto US Navy
    Defensa

    Desde ayer viernes, los menores entre 12 y 17 años dependientes del personal norteamericano destinado en la Base de Rota y beneficiarios de la asistencia sanitaria del Departamento de Defensa de los Estados Unidos, pueden si lo desean recibir la vacuna Pfizer contra la COVID. Para los mayores de 18 años el Hospital Naval norteamericano ofrece la vacuna Moderna.

    El anuncio lo realizó el capitán de navío David Baird, máximo responsable de las actividades de la US Navy en la península ibérica, en la cuenta de Facebook de la Estación Naval. Al menos un padre o tutor legal debe estar presente y firmar un formulario de consentimiento para que el menor pueda recibir la vacuna contra el COVID-19.



    Verano Activo La Línea
    Verano Activo La Línea


    Según la información difundida por este medio, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) norteamericana había autorizado con anterioridad la vacuna para los mayores de 16 años, pero ahora amplió la autorización de uso de emergencia para la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer para los niños y adolescentes desde los 12 años, dado que los ensayos clínicos de Pfizer mostraron un cien por cien eficacia y ningún efecto secundario grave.

    El capitán de navío Baird ha insistido durante todos estos meses en la necesidad de que el colectivo de militares y sus familiares destinados en Rota acudan a vacunarse, previa solicitud de cita para ello, dado que someterse a este tratamiento es voluntario.

    Pese a que Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE. UU. cambió recientemente sus orientaciones sobre el uso de la mascarilla por los individuos totalmente inmunizados en los Estados Unidos, sin embargo, el máximo responsable de las fuerzas navales norteamericanas en Rota recuerda constantemente que Rota es una base española bajo jurisdicción española, por lo que hay que respetar las disposiciones del Gobierno español en cuanto al uso de la mascarilla en todos los lugares públicos, aunque se esté vacunado.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas