Domingo, 3 de Julio de 2022
Twitter
Facebook
Youtube

La fragata ‘Canarias’ regresa a Rota tras 133 días en la Operación ‘Atalanta’

  • Ha sido buque de mando de la 39ª rotación de EUNAVFOR

    La fragata ‘Canarias’, tras atracar en la base de Rota, después de 133 días de misión. Foto ORP/Moisés Sanz
    La fragata ‘Canarias’, tras atracar en la base de Rota, después de 133 días de misión. Foto ORP/Moisés Sanz
    Defensa

    En la mañana de hoy ha finalizado, con su llegada a la base naval de Rota, el despliegue de la  fragata ‘Canarias’ (F-86), que ha sido Buque de Mando de la 39ª Rotación de la Operación ‘Atalanta’, tras 133 días fuera de su base. Durante este tiempo ha llevado a cabo 34 visitas amistosas a buques y embarcaciones somalíes, yemeníes, iranís e indias; ha desarrollado una jornada de adiestramiento a la policía marítima de Mogadiscio, ha recibido a bordo a la Embajadora de la Unión Europea ante Somalia y participado en cuatro reuniones con personal clave en el entorno de la Operación. El pasado 15 de junio fu relevada por la fragata ‘Numancia’.

    El helicóptero embarcado, un AB-212 de la Tercera Escuadrilla de Aeronaves y el UAV ‘Scan Eagle’, de la Undécima Escuadrilla, han contribuido con cerca de trescientas horas de vuelo a las patrullas de superficie y misiones de inteligencia.

    La Operación ‘Atalanta’ de lucha contra la piratería frente a las costas de Somalia ha debido adaptarse a los cambios sufridos tras que este país no haya renovado el permiso para continuar las tareas dela Fuerza Naval Europea (EUNAVFOR) en su espacio de soberanía. De hecho, fue la fragata ‘Canarias’ el último buque de la Operación en operar en aguas territoriales somalíes, pero también el primero en regresar a ese escenario para, tras asistir en la mar a un dhow, un tipo de embarcación de vela propia de la zona y de bajo calado, remolcarlo hasta el puerto de Bossaso, según informó el Cuartel General de la Flota.





    En el marco de las nuevas responsabilidades encomendadas a la Operación, la ‘Canarias’ ha sido el primer buque de la Armada en poner en práctica uno de sus nuevos cometidos: la visita a buques para verificar su pabellón y comprobar su actividad ante la sospecha de tráficos ilícitos.

    Entre las actividades pioneras llevadas a cabo en estos cuatro meses y medio de misión, destacan tres intervenciones quirúrgicas, dos de ellas con anestesia general, en sendos casos de apendicitis, llevadas a cabo con resultados satisfactorios en el quirófano del buque, instalado en la antigua enfermería transformada y adaptada para esta capacidad.

    En el puerto esperaban a la fragata familiares y amigos que han dado a la tripulación la bienvenida a casa tras cumplir su misión.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas