Viernes, 1 de Julio de 2022
Twitter
Facebook
Youtube

La fragata ‘Victoria’ regresa a Rota tras 144 días como buque de mando de ‘Atalanta’

  • La tripulación pasó las Navidades desplegada en el cuerno de África

    La fragata ‘Victoria’ tras amarrar en la base de Rota esta mañana. Foto: ORP Rota/Moises Sanz
    La fragata ‘Victoria’ tras amarrar en la base de Rota esta mañana. Foto: ORP Rota/Moises Sanz
    Defensa

    La fragata ‘Victoria’ ha regresado hoy lunes, 21 de febrero, a la base naval de Rota, desde la que zarpó el pasado 1 de octubre, concluyendo un despliegue de 144 días en el que gran parte del mismo ha estado integrada en la ‘Operación Atalanta’ de la Fuerza Naval Europea (EUNAVFOR de sus siglas en inglés) como buque de mando, según la información facilitada por el Cuartel General de la Flota.

    La misión principal de esta operación es garantizar la seguridad marítima en la costa de Somalia y dar protección a los buques del Programa Mundial de Alimentos (WFP).

    El acto de recibimiento fue presidido por el comandante del Cuartel General Marítimo de Alta Disponibilidad (CGMAD) y comandante de la ‘Operación Atalanta’, el vicealmirante José María Núñez Torrente. Aunque se trata de una ceremonia que se repite periódicamente, ha sido especialmente emocionante para las familias que han recibido en el muelle a la dotación del buque, que estuvo desplegada durante las pasadas Navidades.

    Desde su salida de Rota, el buque ha recorrido más de 27.000 millas por el mar Mediterráneo, mar Rojo y océano Índico, visitando siete países y completando más de 300 horas de vuelo gracias a su helicóptero AB-212 y aeronaves no tripuladas Scan Eagle de la Flotilla de Aeronaves de la Armada.

    Durante este tiempo, la fragata ha tenido la oportunidad de actuar como buque de mando, embarcando en dos periodos diferentes a los comandantes de la fuerza español y portugués, junto a sus respectivos Estados Mayores multinacionales.

    Asimismo, durante el despliegue ha realizado tres escoltas a buques del Programa Mundial de Alimentos, ha monitorizado la actividad pesquera y posibles tráficos ilícitos; ha colaborado en el adiestramiento a unidades costeras y policiales de Somalia; realizado ejercicios con marinas aliadas como Corea del Sur, Japón, Omán, Egipto, Italia y EE.UU.; prestado apoyo sanitario a la comunidad mercante mediante evacuación médica en la mar y ha albergado a bordo reuniones de alto nivel con diferentes autoridades locales e internacionales para favorecer una aproximación integral a Somalia.





    A lo largo de estos cuatro meses y medio, las 229 personas que han compuesto la dotación de la fragata ‘Victoria’ han realizado su servicio en condiciones de confinamiento debido a la pandemia del COVID-19, que sólo han permitido en contadas ocasiones salir a tierra durante las arribadas a puertos de descanso.

    Este despliegue también ha permitido poner en valor las capacidades que aporta el buque junto con sus unidades aéreas, embarcaciones y Equipo Operativo de Seguridad de Infantería de Marina, así como demostrar la perfecta interoperabilidad y coordinación entre unidades de EUNAVFOR y resto de fuerzas aliadas que operan en el océano Índico.

    Vicealmirante CGMAD: Misión cumplida

    El comandante de la Operación Atalanta destacó en sus palabras de bienvenida a la dotación haber podido despedirlos cuando zarparon y recibirlos al haber cumplido la misión encomendada, que resumió en: cultivar el compañerismo, haber desarrollado las misiones ordenadas, con celo y profesionalidad y, en tercer lugar, haber desarrollado el trabajo con seguridad, ajustándoos a los procedimientos.

    Destacó el vicealmirante Núñez Torrente “el esfuerzo realizado por retomar el contacto humano con los líderes de la zona. Tras casi 2 años sin poder realizar encuentros a bordo por el COVID-19, la ‘Victoria’ ha abierto camino realizando 17 encuentros con personal clave de manera presencial o por videoconferencia”. Igualmente, tuvo palabras de felicitación para el comandante del buque por su “liderazgo, esfuerzo y eficacia en este despliegue”.

    Finalizó sus palabras con un recuerdo  para la tripulación del pesquero de Marín, el “Villa de Pitanxo”, hundido en  aguas de Terranova.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas