Viernes, 19 de Agosto de 2022
Twitter
Facebook
Youtube

El patrullero ‘Infanta Elena’ despliega quince días en el Estrecho y mar de Alborán

  • Durante esta misión se integra en el Mando Operativo Marítimo

    Vista de la proa del patrullero ‘Infanta Elena’, en operaciones. Foto EMAD
    Vista de la proa del patrullero ‘Infanta Elena’, en operaciones. Foto EMAD
    Defensa

    El patrullero de altura ‘Infanta Elena’ (P-76), con base en Cartagena,  ha iniciado su actividad en las operaciones permanentes de vigilancia y disuasión y las mantendrá hasta el 31 de julio, efectuando labores de vigilancia y seguridad marítima en el Mediterráneo, mar de Alborán , estrecho de Gibraltar y aguas territoriales de Ceuta y Melilla, según ha difundido el Estado Mayor de la Defensa (EMAD).

    Durante esta navegación el ‘Infanta Elena’ estará integrado en el Mando Operativo Marítimo (MOM), bajo control operativo del Mando de Operaciones (MOPS).

    Además de las operaciones de vigilancia y seguridad marítima en los espacios de soberanía nacional, contribuirá durante su despliegue a la acción del Estado en la mar, protegerá los intereses marítimos nacionales en aguas españolas y en la Zona Económica Exclusiva. También colaborará con otros órganos de la Administración que tengan competencias en el ámbito marítimo.





    El MOM, bajo el mando del almirante de Acción Marítima (ALMART) con cuartel general en Cartagena, es la organización de la estructura operativa de las Fuerzas Armadas, subordinada al Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), responsable del planeamiento, conducción y seguimiento de las operaciones de vigilancia y seguridad de los espacios marítimos de soberanía, responsabilidad e interés nacional. 

    Las Operaciones Permanentes son una herramienta para mantener una vigilancia de los espacios de soberanía, lo que permite detectar anticipadamente amenazas y facilitar una respuesta inmediata y viable ante una potencial crisis.

    El patrullero ‘Infanta Elena’ es el tercero de la serie de cinco corbetas de la antigua clase ‘Descubierta’. Fue botado por la empresa nacional Bazán el 14 de septiembre de 1976. El 13 de enero de 2004 y, tras finalizar las obras de remodelación, fue reclasificado a patrullero de altura.

    La dotación para esta navegación es de 81 personas, incluyendo un Equipo Operativo de Seguridad de Infantería de Marina proveniente de la Agrupación de Madrid (AGRUMAD).




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas