Sábado, 21 de Mayo de 2022
Twitter
Facebook
Youtube

El proyecto de ‘Paloma Alta’ sigue a la espera de la respuesta de la Junta de Andalucía

  • La asociación promotora y el Parque del Estrecho desarrollaron una jornada informativa

    José Simón Gornés, durante su exposición sobre la experiencia de la fortaleza de La Mola. Foto Jorge Domínguez
    José Simón Gornés, durante su exposición sobre la experiencia de la fortaleza de La Mola. Foto Jorge Domínguez
    Defensa

    El proyecto de ‘Complejo Medioambiental de Paloma Alta’, promovido por la Asociación ‘Conde de Gazola’, sigue a la espera de que la Junta de Andalucía responda a la oferta de cesión demanial “por objetivo y tiempo” que en febrero de 2020 realizó el Ejército de Tierra para el desarrollo del mencionado proyecto. La concesión demanial es el título que otorga una administración pública para el uso privativo temporal de un bien de dominio público, manteniendo la titularidad del mismo.

    Así se puso de manifiesto ayer en el desarrollo de una jornada organizada de forma conjunta por la Asociación promotora y el Parque Natural del Estrecho, bajo la denominación “Paloma Alta, retos y oportunidades”, en el Teatro Alameda de Tarifa.

    Durante todo el día, empresarios y sectores sociales del municipio tuvieron la oportunidad de asistir a una serie de ponencias y visitar el estado en que se encuentran las instalaciones militares, ya desactivadas, de la batería de Paloma Alta, con sus tres piezas de 381 milímetros. El proyecto pretende poner en valor la antigua batería de artillería de costa, reconvirtiendo los edificios allí existentes (sin añadir ninguno nuevo) para albergar instalaciones relacionadas con la historia y el entorno medioambiental, así como rehabilitar completamente una de las piezas para visitas guiadas.

    Entre los ponentes se encontraban Juan Lorenzo Gómez Vizcaíno, presidente de la Asociación de Fortificaciones de Cartagena (AFORCA); José Simón Gornés, ex director del Consorcio Militar de La Mola (Menorca); Alejandro Onrubia, de la Fundación Migres; Manuel Quero y Carlos Gómez de Avellaneda, de la Asociación de Amigos de los Museos de Tarifa y Jesús Juan Aranda, gerente del Complejo de Turismo Rural de la finca La Alcaidesa.





    El director del Parque Natural del Estrecho, Jorge Serradilla, hizo de introductor de la jornada y el miembro de la junta directiva de la Asociación ‘Conde de Gazola’, Joaquín de la Cámara, resumió a la treintena de asistentes el proyecto y las características del lugar.

    La visita a Paloma Alta estuvo dirigida por el propio De la Cámara y por el historiador militar César Sánchez de Alcázar.

    Los ponentes venidos desde Cartagena y Mahon, donde igualmente existen baterías visitables de 381 milímetros, destacaron la enorme potencialidad de Paloma Alta como multiplicador de la oferta turística y complemento de la oferta medioambiental. Como ejemplo, José Simón Gornés señaló que la fortaleza de Isabel II, en La Mola, es el monumento más visitado de la isla de Menorca, llegándose a realizar cuatro visitas guiadas al día en temporada alta.

    El ornitólogo Alejandro Onrubia, de Migres, señaló que la zona de Paloma Alta sería un lugar ideal para ubicar un nuevo observatorio de migración de aves, además de un punto de alimentación suplementaria para aves en peligro de extinción, de los que la organización a la que pertenece ya dispone de dos en los alrededores, pero se plantean un tercero.

    Todas las baterías de piezas fijas de la artillería de costa española fueron desactivadas entre finales del siglo XX y la primera década del siglo XXI, pero solamente en cuatro sitios sobreviven cañones de 381 milímetros, que no han desaparecido: Cartagena, Menorca, Ferrol y Tarifa. El último disparo de la batería de Paloma Alta se produjo en 2008.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas