Martes, 28 de Junio de 2022
Twitter
Facebook
Youtube

Día Internacional de la Mujer y activismo en el sindicalismo local

  • Mujeres cenetistas en un encuentro en el Pinar del Rey (Archivo del autor)
    Mujeres cenetistas en un encuentro en el Pinar del Rey (Archivo del autor)
    Historia

    Al celebrarse el Día Internacional de la Mujer puede apreciarse que pocos nombres de mujeres aparecen a lo largo de la historia campogibraltareña. No obstante, indagando en los años de auge del sindicalismo en San Roque, se observa que el elemento femenino no sólo estuvo presente sino que también tuvo su protagonismo.

    Con secciones en San Roque, Guadiaro, Estación de San Roque, Campamento y San Enrique, no cabe duda del papel que la CNT estaba llamada a jugar en las luchas obreras del municipio. El sindicato demostró especial interés en dar un lugar igualitario a la mujer entre sus filas.

    La presencia femenina en las asambleas sindicales, su participación en las discusiones y las conferencias que eran organizadas para la formación cultural constituye un hecho continuado hasta la guerra civil.

    Desde el sindicato se hacían incansables llamamientos a la participación de las mujeres en la vida local y sindical. Así el 3 de abril de 1920 circuló una octavilla de la CNT dirigida a “A las mujeres de San Roque”, en la que se llamaba a las “compañeras” a tomar un puesto “en las filas de los proletarios, para dar el convencimiento de que no queréis seguir siendo las esclavas del capital y la de los trabajadores”.

    Y serían las socias del sindicato las que formaran parte de las llamadas “comisiones”, encargadas de extender y apoyar las huelgas en la localidad.

    El gremio de mujeres tuvo una autonomía plena a la hora de actuar, como queda demostrado en la reunión de abril de 1920 en la que decidieron el boicot a la panadería Domínguez, a causa de los altos precios y la baja calidad del pan.





    En algunas de las asambleas llegaron a tomar parte cuarenta afiliadas. Incluso en una de las reuniones de ese año, se recoge que se acordó el “nombre [de] una delegada para presentarse en el congreso”, sin especificar más datos.

    Por su parte, el Gremio Femenino de la CNT de la Estación de San Roque, cuya presidenta era Manuela Giles, elevó un escrito a la Alcaldía en julio de 1936, denunciando el juego de cartas que se organizaba en las tabernas y la existencia de un prostíbulo en la barriada.

    “Exigimos con toda urgencia unas medidas determinantes ante la negligencia de los agentes encargados de custodiar los juegos que terminantemente están prohibidos”, denunciaba el gremio de mujeres, solicitando, del mismo modo, “que sea desautorizada la estabilidad pretendida de una casa pública con la denominación de Cabaret o sea, una casa de rameras. Nosotras las mujeres de esta barriada protestamos enérgicamente del mencionado establecimiento”.

    El alcalde Ortega López -último alcalde republicano- cursó oficio al pedáneo para que ordenase al agente municipal, “la más escrupulosa vigilancia para impedir tales hechos, y caso de ser sorprendidos algunos jugadores serán inmediatamente detenidos y puestos a mi disposición”.

    Asimismo, ordenó a dicho agente que vigilase “el trabajo de mujeres en establecimientos públicos, el cual habrá de acomodarse a lo legislado sobre el particular”.

    El período republicano incentivó la participación de la mujer en la política, siendo los nombres más representativos los de Carmen Bru, asesinada al poco de iniciarse la guerra y María López, condenada a muerte y conmutada la pena por la de prisión.

    Posteriormente y hasta la llegada de la democracia, la mujer continuó manteniendo un perfil bajo.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas