Miércoles, 4 de Agosto de 2021
Twitter
Facebook
Youtube

Nazis en el Campo de Gibraltar: los instructores de la Legión Cóndor

  • Hitler apoyó la sublevación militar enviando a la Legión Cóndor a España

    Nazis en el Campo de Gibraltar: los instructores de la Legión Cóndor
    Instructores de la Legión Cóndor en un desfile en La Línea. FOTO Archivo del autor
    Historia

    La presencia de espías de las potencias del Eje durante la II Guerra Mundial fue habitual en el Campo de Gibraltar y de ello hay testimonios escritos y documentales cinematográficos. Sin embargo, hubo otra participación directa de la Alemania nazi unos años antes, en plena guerra civil. Se trataba de la Legión Cóndor, la fuerza que Hitler envió a España en apoyo de la sublevación militar, y que en abril de 1937, junto a la aviación italiana, había destruido la localidad vasca de Guernica.

    En una ciudad de mayoría republicana, en la que una buena parte de sus habitantes se había visto obligada a huir en los primeros días del alzamiento militar de 1936, los vecinos se tuvieron que acostumbrar a vivir con los uniformados alemanes y la poderosa esvástica. Eran los monitores de la Academia de Sargentos Provisionales, dirigida por el teniente coronel, José Soto Acosta, e instalada en la primavera de 1937 en el cuartel Diego Salinas.

    La Academia estuvo presente en todos los actos militares y políticos que tuvieron lugar en la ciudad. Los fines de curso resultaban de una gran solemnidad. El de la decimoquinta promoción, celebrado a finales de febrero de 1939 fue todo un acontecimiento. Los 403 alumnos, siguiendo la norma, confesaron y comulgaron en la iglesia Santa María la Coronada, para lo cual se trasladaron hasta la localidad tres sacerdotes.

    El número 1 de la promoción, Jesús Lavín Gómez, de rodillas en el presbiterio, hizo el acto de consagración al Sagrado Corazón de Jesús. El desfile de los nuevos sargentos cerró el acto.

    Pero sin duda el momento más destacado se vivió el 30 de abril de ese año, cuando ya se cerraba la Academia con la 16º promoción. Primero fue la habitual consagración de los sargentos al Sagrado Corazón de Jesús, donde jugó un papel importante Falange Española Tradicionalista y de las Jons. En nombre de las entidades organizadoras intervino la joven Lola de Aguirre. Contestó a las palabras de la miembro de la Sección Femenina, el teniente coronel Soto.

    Tras los cantos de los himnos, los sargentos formaron en la Plaza del General Franco -hoy Plaza de Andalucía- para efectuar el desfile. A continuación se les sirvió un desayuno atendido por las señoritas que habían vestido de mantilla durante la celebración.

    La apoteosis fue la renovación del juramento a la bandera. Con tal motivo, el Ayuntamiento de San Roque, con la colaboración de los de La Línea, Tarifa, Algeciras y Los Barrios, hizo entrega de una enseña a la academia. El acto celebrado en la Alameda sanroqueña estuvo presidido por gobernador militar del Campo de Gibraltar, José Sotomayor, cuya hija Luz ostentó la representación de la madrina oficial, Mercedes Orgaz, hija del general rebelde Luis Orgaz.



    Verano Activo La Línea
    Verano Activo La Línea


    Por parte alemana estuvo presente en el acto el capitán del navío Burchardi, comandante del crucero Kolnn, surto en el puerto de Algeciras, a quien acompañaba una representación de la oficialidad del barco, así como el teniente coronel Grosse y asesores de la Legión Cóndor.

    La celebración estuvo marcada por el homenaje a la memoria del instructor alemán Walter Schaumburg, que había perdido la vida al estallarle una granada cuando realizaba una de las clases.

    Además de los cursillistas y representaciones de Alemania, formó una compañía del I Batallón del Regimiento Castilla y otra de ametralladoras del Regimiento Bailén.

    Tras la ofrenda de coronas de laurel en la Cruz de los Caídos y el desfile de todas las fuerzas, se ofreció una copa en la Academia y un banquete en la finca San Narciso con asistencia de las autoridades.

    A la mañana siguiente se ofició una misa de réquiem por los muertos de la Academia, y se colocó una corona de laurel en el lugar donde falleció el instructor Walter Schaumburg, dando sendos discursos los tenientes coroneles Soto y Hoffman, éste último como jefe de los instructores alemanes.

    Estos militares tenían su residencia en la calle San Felipe. Allí celebraban sus selectas fiestas con participación de algunas familias bien situadas de la sociedad local. Especial resonancia tuvo la organizada con motivo de la anexión de Austria por Alemania en marzo de 1938.

    Asimismo, con motivo de la caída de Barcelona, en enero de 1939, se organizó una manifestación donde los cursillistas tomaron parte muy activa, portando las banderas alemana e italiana. En el cuartel de la Falange, que se hallaba en el Casino del Recreo, en la citada calle San Felipe, se reunieron las autoridades militares y civiles. De allí se pasó al Ayuntamiento, donde intervinieron el presidente de la Gestora Municipal, Juan Vázquez de Sola; el teniente coronel, Juan Soto Acosta, y el párroco Muñoz de Arenillas.

    Entre los participantes a estos actos solían figurar delegaciones de las dos organizaciones fascistas gibraltareñas, cuyos líderes eran Humberto Figueras y Luis Bertuchi respectivamente.




    Noticias relacionadas con: Historia y Guerra Civil

  • Cáritas diocesana Cádiz
    Cáritas diocesana Cádiz