Lunes, 27 de Junio de 2022
Twitter
Facebook
Youtube

El yacimiento de Carteia cumple veinte años desde su apertura

  • Traslado de la torre de fotos en Carteia. Excavaciones de los años cincuenta del siglo XX. Museo Arqueológico Nacional (Santa-Olalla)
    Traslado de la torre de fotos en Carteia. Excavaciones de los años cincuenta del siglo XX. Museo Arqueológico Nacional (Santa-Olalla)
    Historia

    El yacimiento de Carteia ha cumplido veinte años desde su apertura al público en San Roque. Los vestigios de la ciudad púnica y romana pudieron ser puestos en valor y hacerlos visitables. En otros tiempos la histórica urbe padeció de numerosos expolios e incluso una parte de la misma fue ocupada por la gran industria. En 2001, siendo consejera de Cultura la socialista Carmen Calvo, este enclave, referente cultural de la comarca, fue abierto de manera definitiva.

    Hasta llegar a este punto no puede olvidarse el impulso dado en los últimos años por los arqueólogos Lourdes Roldán, Manuel Bendala, Juan Blánquez y Sergio Martínez, así como la iniciativa municipal de poner en marcha un museo monográfico, idea del entonces edil José Antonio Ledesma. La primera directora del yacimiento fue Margarita García.

    La importancia del Estrecho como cruce de culturas ha sido destacada en numerosas ocasiones. Considerada como la primera colonia latina fuera de territorio itálico, Carteia

    no sólo fue soporte de la civilización romana. Ya, en la segunda mitad del siglo VII a. C., inmersos en un fenómeno comercial de enorme repercusión cultural, conocido como las colonizaciones, gentes cananeas venidas del oriente mediterráneo fundaron, sobre una pequeña elevación, un asentamiento permanente junto a la antigua desembocadura del río Guadarranque.

    En la actualidad este lugar se conoce como Cerro del Prado. Este núcleo sería el origen de la ciudad de Carteia. En expresión del arqueólogo Juan Blánquez, aquí se ubicó lo que podríamos llamar Carteia la Vieja.

    El aumento de su actividad comercial provocó el traslado poblacional a otra cercana elevación del terreno. De este modo, en la segunda mitad del siglo IV a.C. daba inicio a lo que hoy conocemos como Carteia, receptora de culturas diferentes.

    La situación estratégica de Carteia, le confirió un papel fundamental y le implicó en los diferentes acontecimientos bélicos. Durante la Segunda Guerra Púnica, que acabó con el triunfo de Roma, Carteia se vio envuelta en el conflicto de manera intensa.





    En el relato transmitido por Livio se informaba del atraque en Carteia de la flota romana de Lelio, que navegaba para enfrenarse al general cartaginés Magón.

    Y sería desde el puerto carteiano donde Lelio interceptó a la flota cartaginesa de Aderbal, que había salido de Cádiz con destino a Cartago. Livio recogía este combate naval del que resultaron victoriosos los romanos.

    Sobre la mitad del siglo I a. C., Carteia volvería a tener nuevo protagonismo guerrero. Esta vez como consecuencia de la guerra civil desatada en Roma en el final de la República.

    Frente a César, Carteia estaba en el bando de Pompeyo, quien había convertido la ciudad en su base occidental para la lucha contra los piratas.

    Esta adscripción del lado pompeyano estaba alimentada por motivos sociológicos, principalmente por la existencia de élites locales de terratenientes y gentes adineradas que conectaban mejor con el partido senatorial pompeyano, que con la facción de los populares de César.

    Carteia no se circunscribía al recinto que hoy conocemos. Y por la zona de la bahía se extendía hasta la actual población de Campamento. La aparición de varios hornos romanos vino a confirmar la existencia de un barrio industrial en dicha zona.

    De otro lado, no hay que olvidar la presencia musulmana. Una torre almenara se levantó para la vigilancia la frontera meridional de los nazaríes. La vieja torre se utilizó para levantar el recinto amurallado -Qartayana-, que habría de ser tomado más tarde, mediados del siglo XIV, por los ejércitos de Alfonso XI.

    Carteia constituye hoy una de las grandes atracciones culturales de la zona y en el Museo Municipal tiene su mejor complemento.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas