Sábado, 16 de Febrero de 2019

Formulario de búsqueda

    El aeropuerto de Gibraltar se queda fuera de la normativa comunitaria

  • Aeropuerto de Gibraltar
    Noticias Gibraltar

    El aeropuerto de Gibraltar se queda definitivamente fuera de la normativa comunitaria, ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo sobre la presencia española en los controles de pasajeros que pudieran cumplir con las obligaciones de Schengen.

     

    El propio presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ha generado la alerta en sus declaraciones públicas tras la cumbre de jefes de estado de la Unión Europea, al no mencionar el aeropuerto entre las cuestiones pendientes de solución para lograr un acuerdo en octubre. De hecho, sólo señaló como temas pendientes de cerrar la cooperación judicial y policial, cuestiones medioambientales, fiscales y el contrabando de tabaco; pero no hizo ninguna mención al aeropuerto.

     

    El aeropuerto no estará incluido, por tanto, en el acuerdo de salida, siempre que al final Reino Unido y Unión Europea lleguen también a un acuerdo que, de momento, cuenta con otra negativa más por el rechazo de los socios comunitarios al “plan Chequers” de Theresa May.

     

    Gibraltar se ha negado insistentemente a la presencia de agentes españoles en la terminal del aeropuerto lo que, para España como socio comunitario, resulta imprescindible para establecer los controles de pasajeros, conforme a la normativa Schengen de seguridad y circulación de personas. Las denominadas por Picardolíneas rojas” han hecho imposible alcanzar un acuerdo respecto al aeropuerto.

     

    De esta forma, el aeropuerto de Gibraltar se queda fuera del acuerdo del Brexit y, por tanto, fuera también de la normativa europea que, hasta ahora, le había beneficiado, con sus consecuencias técnicas, económicas, turísticas y de seguridad, entre otras.

     

    No obstante, en caso de que haya negociaciones para las siguientes fases post-Brexit, es decir el llamado Acuerdo de Relación Futura entre Reino Unido y Unión Europea, el caso del aeropuerto de Gibraltar se volvería a plantear y se vería, entonces, si Gibraltar impondría las mismas “líneas rojas” a la parte negociadora británica o si se quedaría, ya de forma definitiva, con un aeropuerto al margen de cualquier acuerdo futuro con la UE.