Sábado, 16 de Febrero de 2019

Formulario de búsqueda

    España dice que el acuerdo sobre Gibraltar se complica con las “sorpresas” que introduce Londres

  • Marco Aguiriano, el día de su toma posesión ante Josep Borrell
    Noticias Gibraltar

    El secretario de Estado español para la Unión Europea, Marco Aguiriano, ha desvelado “sorpresas” en los últimos documentos británicos sobre Gibraltar, admite que la negociación del Brexit está “complicada” pero que España tiene la “inmensa ventaja” de contar con el apoyo comunitario.

     

    Las declaraciones del secretario de Estado para la Unión Europea del Ministerio de Exteriores español, Marco Aguiriano, se han realizado durante su participación en un EFE-Encuentros con diferentes medios de comunicación españoles. En este encuentro se trataron diversas cuestiones como la importancia relativa de España en la UE (España “ha vuelto” para sumarse al “núcleo duro” del proyecto europeo, dijo), la negociación del Brexit (cree que habrá acuerdo “in extremis”), la migración (España ha presentado propuestas para “organizar, racionalizar y objetivizar con criterio” la recepción de inmigrantes), el crecimiento de los populismos y nacionalismos, el presupuesto comunitario del próximo sexenio (“deseable”, pero “difícil”) y, por supuesto, Gibraltar.

     

    Respecto a Gibraltar, vino a confirmar lo que el propio presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, había afirmado ante la Asamblea General de la ONU, que cualquier acuerdo de futuro comunitario en el que aspire a participar el territorio gibraltareño pasa, “inevitablemente”, por España. Aguiriano resaltó el apoyo de la Unión Europea a España en este asunto en diversos momentos.

     

    Por ejemplo, explicó cómo después de seis reuniones sobre Gibraltar los británicos enviaron a España “sus primeros papeles” el pasado fin de semana (previa a la séptima y, hasta ahora, última reunión que fue el jueves pasado) y esos “primeros papeles” contenían sorpresas, “quitando cosas que nos habían dicho antes y añadiendo otras que jamás habían mencionado". No obstante, desde este miércoles, el equipo del negociador jefe de la UE ha asumido "como propia la última versión del documento español del protocolo" sobre Gibraltar. "España ya no negocia sola, sino con toda la UE detrás", dijo entonces el propio Barnier.

     

    Según el secretario de Estado, España prioriza en la negociación el contrabando de tabaco, la opacidad fiscal y el estatuto de las más de 30.000 empresas que hay en Gibraltar, además de la contaminación medioambiental, el respeto de las zonas pesqueras y el control del istmo del aeropuerto.

     

    Aguiriano cree que ese tipo de actuaciones de la delegación del Reino Unido se debe a la estrategia negociadora del gobierno de Theresa May (el propio ministro Davis se presentaba en las reuniones ante el negociador comunitario sin un solo papel y demoraba los acuerdos). Pero, dice, los británicos "se van a dar cuenta, igual 'in extremis', de que tienen que pactar sí o sí, y a lo mejor lo hacen en condiciones no tan buenas como las que podían haber obtenido si hubiesen negociado desde el principio con las cartas sobre la mesa y con claridad".

     

    “Al final –dijo--, en Europa siempre se llega a un acuerdo de alguna manera".