Lunes, 18 de Febrero de 2019

Formulario de búsqueda

    Borrell: “No será una piedra en el camino”

    Todas las partes dan por resuelta la cuestión de Gibraltar para la salida de la UE, pero pendientes del acuerdo general

  • Barnier, Sánchez y Borrell en Madrid hace un mes
    Noticias Gibraltar

    Tanto el ministro de Exteriores español, Josep Borrell, como el gobierno de Gibraltar dan por resuelto el encaje del Peñón en los acuerdos de salida del Reino Unido de la Unión Europea, aunque siempre dependiendo del resultado final de las negociaciones británico-comunitarias para el Brexit. El protocolo sobre Gibraltar ya está “casi completo” para todas las partes.

     

    “Hay un protocolo con el borrador de acuerdo –ha explicado Borrell esta mañana—y este protocolo ha sido acordado con el Reino Unido, de modo que Gibraltar no es una piedra en el camino” para el acuerdo final. De forma parecida se ha expresado el gobierno de Gibraltar al afirmar que el acuerdo “está casi completo”.

     

    Algo más reservado, el comunicado del gobierno gibraltareño dice que “quedan algunas cuestiones por resolver y el principio general de los debates sigue siendo que nada está acordado hasta que todo esté acordado”. No obstante, señala también que Picardo y García regresan ya de Bruselas, mientras que permanece allí Michael Llamas, el verdadero hombre-fuerte de la negociación, y en Madrid se encuentran Mena y Lester, perfilando detalles fiscales y tributarios.

     

    A pesar de que el encaje de Gibraltar ya esta “casi” resuelto, hay que tener en cuenta, como también recuerdan todas las partes, que es preciso que se alcance un acuerdo general entre Reino Unido y Unión Europea. “Es importante señalar que el telón de fondo de estas negociaciones son los debates más amplios entre el Reino Unido y la UE, de los que forma parte Gibraltar; el resultado de estas negociaciones influirá claramente en el aspecto gibraltareño de Brexit”, concluye el comunicado del gobierno gibraltareño.

     

    También Borrell apunta a los problemas del acuerdo general, que considera “más difícil”, en especial por el problema que representa el caso de la frontera entre las dos irlandas. “Pero en Europa los acuerdos nunca llegan hasta el último momento –ha dicho esta mañana en Luxemburgo--, no tenemos que dramatizar; todavía tenemos tiempo”.

     

    Y, no obstante, el tiempo es un factor añadido de presión porque, como el propio ministro español ha admitido, “se pensaba que iba a ser posible un acuerdo esta semana y ahora parece que esta semana no será posible”. Ha insistido que esta semana “no es el fin de plazo” pero también es verdad que la cumbre comunitaria que empieza el miércoles necesita encontrar razones fundadas para convocar, a su vez, la cumbre extraordinaria de noviembre, que sí sería el fin del plazo.

     

    Todavía es posible llegar a un acuerdo, aunque esta semana no toque”, ha concluido Borrell.