Jueves, 21 de Febrero de 2019

Formulario de búsqueda

    Verdemar denuncia a la Junta de Andalucía ante el Ministerio por la mala calidad del aire en el Campo de Gibraltar

  • Los ecologistas señalan la concentración industrial como un factor de "efecto acumulativo"
    Noticias Gibraltar

    La asociación Verdemar-Ecologistas en Acción ha presentado un escrito de denuncia ante el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social contra la Junta de Andalucía, al considerar que existe "indefensión" ante el "incumplimiento" de la administración andaluza en el control y planes de mejora de la calidad del aire en el Campo de Gibraltar.

    Verdemar-Ecologistas en Acción recuerda que en el Campo de Gibraltar existen instalaciones petroquímicas, acerías, eléctricas, portuarias y similares rodeando la Bahía de Algeciras. En este sentido, añade que "la concentración industrial en este espacio provoca un efecto acumulativo de emisiones que perjudica a la salud pública". Además, asegura que "en 2017 se generaron a la atmósfera más de diez millones de toneladas de sustancias peligrosas, entre ellas algunas tan peligrosas como el benceno o las partículas finas".

    El colectivo, en el segundo punto de la denuncia, recuerda que la Ley 34/2007 señala que "dentro de sus respectivas competencias, los poderes públicos adoptarán cuantas medidas sean necesarias para alcanzar y mantener un nivel de protección elevado de las personas y del medio ambiente". En este sentido, indican en la denuncia que la ley establece diversas obligaciones en materia medioambiental a las autoridades competentes de las comunidades autónomas, "que estimamos han sido incumplidas presuntamente en forma grave por parte de la Junta de Andalucía en el ámbito territorial de la comarca de Campo de Gibraltar".

    En la denuncia, Verdemar-Ecologistas en Acción cita artículos de la citada Ley que a su juicio "ha incumplido" la Junta, como el de "adoptar planes y programas de mejora de la calidad del aire y adoptar las medidas de control e inspección necesarias para el cumplimiento de esta ley", así como "elaborar un sistema de control y garantía de calidad que asegure la exhaustividad, la coherencia, transparencia, comparabilidad y confianza en todo el proceso comprendido desde las mediciones o estimaciones de los contaminantes hasta la elaboración de los informes relativos a esos contaminantes".

    Asimismo, dice que la Junta "está obligada a velar porque la calidad del aire se mantenga dentro de los límites legales establecidos", así como a "evaluar regularmente la calidad del aire en su correspondiente ámbito territorial, con arreglo a lo dispuesto en la normativa vigente que en cada caso sea de aplicación".