Jueves, 25 de Abril de 2019
Twitter
Facebook
Youtube

Brexit: el acuerdo que se esperaba esta semana puede complicarse

  • Banderas de la Unión Europea
    Banderas de la Unión Europea
    Noticias
    El acuerdo que todas las partes empezaban a dar por seguro para esta semana entre Londres y Bruselas podría complicarse y trasladarse a Navidad, según el viceprimer ministro belga. El frente británico de Theresa May sigue enrarecido y, a la cadena de dimisiones, se suma ahora el aviso de una de sus exministra que adelanta el rechazo parlamentario y también pide otro referéndum.

     

    Los plazos se agotan y el acuerdo que se esperaba para octubre, se trasladó a noviembre y, ahora, según el viceprimer ministro belga y responsable de la cartera de Exteriores, Didier Reynders, puede volverse a trasladar para “antes de Navidad”, lo que prácticamente supone ya una última instancia, puesto que el acuerdo –si lo hubiera—exige después ser ratificado por los parlamentos nacionales de todos los estados miembros, ante de ser confirmado, a su vez, por los parlamentos británico y comunitario. Todo ello antes de que se agote el plazo para la salida, que es marzo de 2019.

     

    Reynders reconoce que es “muy difícil” que el acuerdo con Reino Unido se alcance no sólo esta semana, sino este mes. "Intentamos avanzar, pero ahora estamos a la espera de nuevas noticias de Londres. Tenemos tiempo, pero no mucho. Es muy difícil avanzar realmente este mes, pero espero que antes de Navidad sea posible", ha dicho en Bruselas.

     

    Se han hecho avances, ha explicado, “pero no suficientes” y ha aconsejado esperar el análisis del jefe del equipo negociador comunitario, Michel Barnier, para saber si esas diferencias esenciales pueden resolverse este mes o hará falta “más tiempo”. Porque, según sus palabras, a pesar de que la UE quiere un acuerdo, se está a la espera de una “señal positiva” del gobierno británico. Reynders ha advertido que, si al final no hubiera acuerdo, la Unión Europea está preparada.

     

    Otros portavoces comunitarios, como la ministra de Asuntos Exteriores francesa, Nathalie Loiseau, se han expresado de forma parecida y vuelve a insistir que “la pelota está en el campo británico” y que alcanzar un acuerdo es “una cuestión de decisión política británica”.

     

    La crisis británica

     

    Y ese es precisamente el problema, que el gobierno británico no es capaz de alcanzar un acuerdo propio entre las distintas corrientes del gabinete, del partido conservador que lo apoya, de los unionistas con los que gobierna, ni del Parlamento británico en el que ha ido sacando de forma ajustada las distintas votaciones.

     

    Las dimisiones en el Gobierno de Theresa May continúan y ahora ha sido el secretario de estado de Transporte, Jo Johnson, hermano del también dimitido exministro de Exteriores Boris Johnson.

     

    Pero también la exministra de Educación, Justine Greening, ha advertido que el Parlamento rechazará el acuerdo del Brexit de Theresa May y ha reclamado un segundo referéndum, sumándose al propio Jo Johnson.

     

    No obstante, un portavoz del gobierno británico ha recalcado que no habrá un nuevo referéndum sobre el Brexit bajo “ninguna circunstancia”, postura que ya ha hecho pública la propia Theresa May en varias ocasiones anteriores.

     


  • Te puede interesar

  • publicidadcruz roja
    publicidadAyuntamiento de La Línea
    publicidadcaritas