Miércoles, 24 de Abril de 2019
Twitter
Facebook
Youtube

La cumbre europea puede aplazarse ante la firmeza de España contra un Brexit que hipoteca el futuro de Gibraltar

  • Barnier, Sánchez y Borrell en una de sus últimas reuniones en Madrid
    Barnier, Sánchez y Borrell en una de sus últimas reuniones en Madrid
    Noticias
    A 24 horas de la celebración de la cumbre europea, que habría de ratificar el pacto in-extremis entre Bruselas y Londres para el Brexit, ésta podría aplazarse al menos una semana más ante la firmeza de la posición española, que se niega a admitir un acuerdo en el que Reino Unido ha introducido, con “nocturnidad y alevosía”, una intencionada ambigüedad que determinaría el futuro de Gibraltar.

     

    El presidente Sánchez lo ha vuelto a confirmar una vez más: España mantiene el veto porque “no se dan aún las garantías suficientes”. Y no se dan las garantías suficientes incluso después de que las partes negociadoras, es decir Reino Unido y Unión Europea, pretendieran conformar al Gobierno español con un documento escrito en el que reconocerían la interpretación de Madrid respecto a la colonia británica. Ese documento no tiene valor jurídico y, por tanto, no sirve al efecto que pretende España, que es aclarar la situación de Gibraltar respecto a las relaciones futuras con la Unión.

     



    Ese documento intentaba, "cumplir con las exigencias y objetivos del Gobierno de España", según explicó el secretario de estado español Aguiriano, tras sus reuniones en Bruselas. Aguiriano reconoce que los negociadores "han ido todo lo lejos que pueden ir conforme al derecho comunitario incluso han mejorado el texto que habíamos planteado en cuanto a la declaración política. Lo han reforzado, con más referencias al Tratado de la Unión".  Pero para España es insuficiente como ha declarado, una vez más, el presidente del Gobierno Pedro Sánchez.

     

    Aguiriano también ha explicado que, en la UE, "nadie está en contra de nosotros; hemos apoyado a todos los países que han tenido intereses nacionales en juego", pero España requiere que se aclare la situación de Gibraltar en el documento del acuerdo para que tenga validez jurídica, como el resto del articulado.

     

    De momento, Francia ya ha aceptado un documento anexo para su tema pendiente con los barcos pesqueros en aguas británicas, así que en realidad solo queda pendiente el asunto de Gibraltar, último escollo que podría llevar hoy mismo a la suspensión de la cumbre prevista mañana y a continuar una negociación fuera de plazo en la que, de momento, el Gobierno socialista de Pedro Sánchez, apoyado públicamente por el PP se mantiene firme en la exigencia de garantías jurídicas suficientes para un asunto tan vital para los intereses nacionales españoles y en el que España se ha sentido traicionado por el Reino Unido con la incorporación, a última hora y con desconocimiento de las partes, del ambiguo artículo 184, entre otras referencias.


  • Te puede interesar

  • publicidadcaritas
    publicidadcruz roja
    publicidadAyuntamiento de La Línea