Jueves, 25 de Abril de 2019
Twitter
Facebook
Youtube

Gibraltar le pide firmeza a May frente a España y los unionistas hacen causa común

  • Samantha Sacramento
    Samantha Sacramento
    Noticias
    La tensión entre España y Reino Unido crece a cuenta de Gibraltar: la ministra gibraltareña Sacramento ha reclamado firmeza a la primera ministro británica, Theresa May, y el partido unionista norirlandés, en cuya conferencia participaba, ha declarado su apoyo al Peñón.

     

    Samantha Sacramento, que ha sustituido a Picardo en esta convención anual del Partido Democrático Unionista (DUP), celebrada en Belfast, ha tenido una intervención destacada en la que ha afirmado que Gibraltar “no será intimidado por ninguna oferta desde Madrid para socavar su soberanía” y ha reclamado al Reino Unido que se mantenga “firme en la defensa del derecho a la libre determinación y que a España no se le dé ninguna esperanza en su campaña para arrebatar la soberanía”.

     

    Precisamente, darle esperanzas o satisfacción a España es uno de los objetivos fundamentales de la reunión que esta tarde mantendrán en Bruselas la premier británica Theresa May, el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, y el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk. Intentarán deshacer las ambigüedades que se derivan de los artículos introducidos a última hora por el Reino Unido en el acuerdo de salida de la Unión Europea y, sobre todo, convencer a España de que otorga suficientes garantías jurídicas de futuro, algo que hasta este momento no han conseguido.

     

    En caso de que España siga considerando que las propuestas de esta tarde no tengan la necesaria validez jurídica, el presidente español ha anunciado que no acudiría a la cumbre europea convocada para mañana –a pesar de que el ministro Ábalos ha generado cierta confusión respondiendo hoy que su intención era ir--. Si Sánchez no va, es previsible que tampoco vaya Merkel --quien ya ha anunciado que sólo viajará para ratificar el acuerdo y no para seguir discutiendo sobre él—y todo quedaría aplazado de nuevo, en espera de otra convocatoria.



     

    Entretanto la posición política interna de May se debilitaría aún más, ya que si su propuesta de acuerdo sólo salió adelante después de 5 horas de convencimiento a su propio gabinete y con varias dimisiones de por medio, es previsible que ahora el propio Parlamento británico se sienta aún más acreditado para rechazar el acuerdo de salida y, por tanto, dejar en una fragilísima situación la continuidad de la primera ministro.

     

    Conscientes de eso y ante la presencia de la representante de Gibraltar, los unionistas irlandeses han hecho causa común con la colonia británica y se han comprometido, con sus 10 votos en el Parlamento, a apoyar a Theresa May en el actual conflicto con España. "Gibraltar es británico y usaremos nuestras voces y nuestros votos en el parlamento para apoyar al Gibraltar británico", ha dicho el portavoz del DUP, Nigel Dodds.

     

    A pesar de esta causa común con Gibraltar, los unionistas tienen otras cuentas que saldar con Londres a causa del acuerdo del Brexit y, de hecho, su lideresa Arlene Foster ya ha anunciado que, si se mantiene el texto actual en lo que a su territorio se refiere, retirarán el apoyo parlamentario a May, lo que inevitablemente desembocaría en elecciones anticipadas.

     

     


  • Te puede interesar

  • Ayuntamiento de La Línea
    caritas
    El mesón de Lolo