Jueves, 25 de Abril de 2019
Twitter
Facebook
Youtube

Theresa May afronta una moción de censura de su propio partido en medio del caos del Brexit

  • Theresa May, durante la campaña del Partido Conservador
    Theresa May, durante la campaña del Partido Conservador
    Noticias
    El rumor se ha confirmado y son sus propios compañeros del Partido Conservador quienes han presentado una moción de censura contra la primera ministro británica, Theresa May, en medio de un cada vez más caótico proceso del Brexit. De momento, May ha asegurado que hará “frente a la moción con todo lo que tengo”.

     

    Los parlamentarios del Partido Conservador, que lidera la propia May, deberán votar si la mantienen al mando o si debe ser reemplazada. La propuesta para mantenerse necesita ser respaldada por al menos 158 parlamentarios de un total de 315 y, si esto sucede, su liderazgo no podrá ser puesto en cuestión durante al menos un año. Si pierde la votación, por el contrario, se abrirá un proceso para elegir a un nuevo líder del Partido Conservador y ella no podrá presentarse, lo que podría representar no sólo el cambio en el liderazgo del partido sino también en el Gobierno del país.

     

    La votación de esta moción se llevará a cabo hoy mismo, entre las 18:00 y las 20:00 horas (hora local de Londres) en la Cámara de los Comunes. Después, habrá un comunicado.

     

    May ha advertido que buscar un nuevo líder significaría tener que postergar la salida de la UE, que ahora está programada para el 29 de marzo de 2019, y que podría incluso suponer que ésta no llegue a producirse, mientras que ella se ha “dedicado” durante su gobierno a alcanzar ese objetivo, como también defendía el Partido Conservador.

     

    Esta crisis de su liderazgo llega en el peor de los momentos para el Reino Unido y el Brexit, toda vez que se vio obligada a aplazar la votación del Acuerdo de Retirada en su Parlamento, ante la más que probable derrota, e iniciar una gira con los mandatarios europeos en busca, decía, de más “garantías”. Las primeras reuniones europeas ya la han enfrentado a la realidad de que puede haber “aclaraciones” al Acuerdo de Retirada británico pero “no habrá renegociación”.

     

    Esta postura comunitaria seguramente será insuficiente para la primera ministro británica, que debería volver a presentar el Acuerdo de Retirada a su Parlamento antes del 21 de enero próximo, de forma que dé tiempo a concluir el proceso para que el 29 de marzo el Reino Unido esté efectivamente fuera de la Unión Europea.

     

    Además de la división de los que están a favor y en contra del Brexit en Reino Unido, crecen otras dos posiciones, la de quienes defienden un segundo referéndum, lo que sólo es posible si se detiene el proceso, porque no da tiempo a convocarlo y llevarlo a cabo antes del 29 de marzo, y, como segunda variable para ganar tiempo, proceder a ejecutar el dictamen del Tribunal Europeo desdiciéndose el Reino Unido de su salida, lo que sin duda lesionaría la confianza del resto de los países miembros de la Unión respecto a Londres y que al menos May ya ha descartado varias veces.

     


  • Te puede interesar

  • caritas
    Ayuntamiento de La Línea
    unicef