Jueves, 25 de Abril de 2019
Twitter
Facebook
Youtube

El Brexit y May se la juegan mañana sin que nadie sepa qué va a pasar si el Parlamento rechaza el acuerdo

  • El DUP no acepta las aclaraciones de la UE

    Alegoría del Brexit en la prensa británica
    Alegoría del Brexit en la prensa británica
    Noticias
    Los socios de gobierno de Theresa May, el partido unionista DUP, ya han dicho que no les valen las aclaraciones de Bruselas sobre la salvaguarda irlandesa, mientras las disensiones crecen entre los diputados conservadores de forma que todos esperan ya el rechazo, mañana, al acuerdo del Brexit sin que nadie sepa, en realidad, qué puede pasar después de una derrota tan humillante como histórica.

     

    La confusión en vísperas de la votación en la Cámara de los Comunes es enorme y creciente, tanto en Londres como en Bruselas. Mientras que en el Reino Unido la oposición laborista espera la derrota del Plan de May para convocar de inmediato una moción de censura que deje sin efecto la petición de salida de Europa, los conservadores más duros no quieren que se demore el Brexit pero sí que no se gestione en los términos pactados con la UE. Por su parte, Bruselas intenta contemporizar y lanza avisos de retrasar la fecha pactada hasta julio, posibilidad que la primera ministro May no contempla, al menos de momento, aunque todo puede cambiar después del día de mañana.

     

    La Unión Europea, para intentar salvar a May, envió una carta dejando claro “no desea” que “entre en vigor” la salvaguarda de la frontera irlandesa, firmada por Juncker y Tusk, los responsables de dos de las principales instituciones comunitarias, Comisión y Consejo europeos. Afirman en la carta que esperan alcanzar un acuerdo de relación comercial futura “lo más pronto posible” de forma que sea innecesaria la salvaguarda.

     

    A pesar de los esfuerzos de May por asegurar que esta carta tiene “valor legal”, tanto diputados de su propio partido como el grupo parlamentario del DUP (unionistas norirlandeses) ya la han rechazado y los cinco días de debates previos a la votación de mañana dejan claro que el Acuerdo de Retirada de Europa va a ser rechazado, según coinciden todos los medios de comunicación británicos, llegando alguno, como Sky News, a apuntar que la diferencia será de 200 votos o como la BBC, la televisión pública británica, hablando ya de una derrota sin precedentes en la historia parlamentaria del Reino Unido sin que todavía se haya producido la votación.

     



    Incertidumbre ante el día después

     

    Si parece claro el mayoritario rechazo al Acuerdo de Salida de Europa, no lo está tanto qué pasará el día después. Por acuerdo parlamentario, la primera ministro May está obligada a presentar al Parlamento un Plan B en tres días, pero ella asegura que no hay Plan B que o se acepta la propuesta o no hay Brexit

     

    No obstante, esa apuesta busca más movilizar a los diputados que ser un reflejo de la realidad porque tanto el Gobierno de Londres como las autoridades de Europa han estado enviando mensajes para retrasar la fecha efectiva de salida hasta julio, sin que ya pueda alcanzar más allá porque se vería afectada por las elecciones europeas próximas.

     

    Hay también quien todavía cree posible devolver la decisión a la sociedad y convocar un segundo referéndum, pero esa maniobra política no cuenta con tantos apoyos como pueda parecer, supondría la ruptura de los opositores al Plan de May –por lo que de nuevo regresaría la mayoría a Downing Street—y, además, sólo es posible si en efecto se retrasa la salida y da tiempo de calendario.

     

    La otra posibilidad es la que una y otra vez expone la propia Theresa May, la salida sin acuerdo y, por tanto, sin período de transición, algo para lo que tanto el Gobierno británico como todos los demás gobiernos comunitarios se están ya preparando.


  • Te puede interesar

  • publicidadAyuntamiento de La Línea
    publicidadcaritas
    publicidadcruz roja