Jueves, 25 de Abril de 2019
Twitter
Facebook
Youtube

Exteriores defiende la actuación del buque 'Tornado' en "aguas españolas"

  • Conflicto en las aguas alrededor del Peñón

    La Bahía, desde el Peñón de Gibraltar
    La Bahía, desde el Peñón de Gibraltar
    Noticias
    El Ministerio de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación del Gobierno de España ha defendido este lunes la actuación del Buque de Acción Marítima 'Tornado', que ordenó a dos barcos comerciales anclados cerca de Gibraltar que abandonasen esas aguas, por considerar que se trata de "mar territorial español". Un portavoz de Exteriores ha señalado que el patrullero "estaba desarrollando en esas aguas las misiones que tuviera encomendadas y le corresponden de modo habitual".

    Además, ha señalado que las aguas que rodean el Peñón de Gibraltar son mar territorial español donde "España proyecta su soberanía de acuerdo con el Derecho Internacional". Respecto a buques de terceros Estados rige el llamado "derecho de paso inocente" que, según la Convención de la ONU de Derecho del Mar, se traduce en derecho a atravesar las aguas en cuestión de manera rápida e ininterrumpida.

    Según el Ministerio español, el 'Tornado' observó que algunos buques en la zona "no se conducían conforme a dicho derecho de paso inocente y les señaló dicho incumplimiento". En cualquier caso, espera aún tener una información más completa sobre los hechos. Los audios de las comunicaciones por radio publicadas por el diario 'Gibraltar Chronicle' revelan que el patrullero español "sugiere" a los dos buques, identificados como 'Ivor Accord' y 'Great Victor', que "aumenten la velocidad y abandonen aguas territoriales españolas".

    Según el relato del diario gibraltareño, la Marina británica envió a un buque y una zodiac al encuentro del patrullero español que, entonces, se alejó navegando lentamente.

    Para Reino Unido, la presencia de barcos españoles en esa zona "una incursión" en "aguas territoriales británicas de Gibraltar" y, por tanto, una "violación" de su soberanía. España, en cambio, considera que se trata de aguas territoriales españolas, porque en el Tratado de Utrecht, de 1713, no se cedieron aguas a Reino Unido, sino solo la ciudad , el castillo, las defensas y fortalezas y el puerto. Por lo tanto, España solo reconoce como británicas las aguas estrictamente del interior del puerto.

     


  • Te puede interesar

  • publicidadEl mesón de Lolo
    publicidadcaritas
    publicidadunicef