Viernes, 23 de Agosto de 2019
Twitter
Facebook
Youtube

El rechazo a calificar Gibraltar como colonia puede terminar con la exención de visados en la UE

  • Sede y bandera de la UE
    Sede y bandera de la UE
    Noticias

    Un último gesto de un eurodiputado británico en Bruselas, en vísperas de terminar su mandato ante el Brexit y las próximas elecciones, al rechazar la calificación de colonia para Gibraltar, puede hacer fracasar la exención de visados para los ciudadanos entre la Unión Europea y el Reino Unido y, por consiguiente, complicar el paso por la Verja a partir del 29 de marzo próximo.

     

    Como se conoce, el Reino Unido dejará el próximo 29 de marzo la Unión Europea con o sin acuerdo y ambas partes habían negociado un procedimiento para que no fueran necesarios los visados entre ciudadanos de ambos territorios, lo que favorecía la circulación de personas y, especialmente, en el caso de la Verja de Gibraltar donde el tránsito puede ser más intenso.

     

    La Unión Europea ha asumido respecto a Gibraltar los criterios de España, como han confirmado pública y oficialmente Consejo y Comisión Europeas en varios momentos. Eso supone la aplicación a Gibraltar del criterio que permanece sin modificar desde los años sesenta en Naciones Unidas, la de que es una colonia del Reino Unido. Y en esos términos se recoge, en una nota a pie de página, por primera vez en un documento oficial de la UE.

     



    Unicef

    Pero ese texto ha sido rechazado en una comisión del Parlamento Europeo por un diputado británico, el laborista Claude Moraes, para sorpresa y enfado de parlamentarios de otros países, especialmente los españoles, que califican esa actitud de “filibusterismo” por obstaculizar un reglamento que ya está sancionado en los otros órganos comunitarios y que, además, se pondría en práctica cuando el Reino Unido ya no formara parte de la UE.

     

    Al final deberán ser los tres principales órganos de la UE, Consejo, Comisión y Parlamento quienes alcancen un consenso al respecto, que de momento está bloqueado por la posición del laborista británico. De mantenerse esa postura podría no haber acuerdo sobre los visados para el 29 de marzo, lo que afectaría a las facilidades del movimiento de personas entre Unión Europea y Reino Unido con especial incidencia en la Verja de Gibraltar.

     

    Desde la parte española se confía en que el compromiso previo, asumido por Comisión y Consejo Europeos se mantendrá firme, toda vez que además España será el único estado miembro de la Unión Europea al que afecta el contencioso de Gibraltar a partir del 29 de marzo. También porque, con el Brexit, es “imposible” que Gibraltar mantenga su estatus actual en la UE y que siga explotando las ventajas comunitarias sin cumplir obligaciones.