Miércoles, 12 de Agosto de 2020
Twitter
Facebook
Youtube

Agaden exige medidas para proteger el sendero del Río de la Miel

  • Ante la masificación de personas en la zona

    Una imagen difunda por Agaden sobre dicha zona
    Una imagen difunda por Agaden sobre dicha zona
    Noticias

    Agaden Ecologistas en Acción ha solicitado al alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce,  y a la Delegación de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía en Cádiz una actuación “urgente” en el itinerario oficial del sendero del rio Cobre en el Parque Natural de Los Alcornocales.

    El motivo que alegan los ecologistas es la masificación de dicho sendero “en días y horas puntuales en las famosas pozas del Cobre”. “Desde hace semanas, venimos recibiendo una serie de quejas de ciudadanos y senderistas sobre el estado en que se encuentra el itinerario del rio Cobre en Algeciras dentro del Parque de los Alcornocales. El estado viene dado por la gran afluencia de personas que vienen accediendo al mismo sin que exista ningún control o información sobre los usos del citado sendero”, lamenta el colectivo conservacionista.

    Según Agaden, esta “falta de vigilancia” está trayendo consigo “un deterioro de los valores ambientales de la zona y un peligro de cara a la temporada de incendios que acaba de comenzar”.





    Entre los impactos detectados, los ecologistas señalan la alteración y daño a la flora protegida en la zona A del canuto, basuras y resto de botellas, plásticos por todo el recorrido, pintadas en varias rocas, cortes de ramas, restos de fuegos o baños por encima de la captación de agua potable para el consumo humano de Algeciras.

    “Antes de que la zona se deteriore más y ocurra un accidente del cual nos tengamos que lamentar, hemos solicitado que las dos administraciones con competencias como Ayuntamiento y Junta, que tengan una reunión urgente para tratar este tema como responsables que son de la gestión de este espacio natural protegido”, subrayó Agaden.

    “Somos de la opinión que está bien y queda bonito hacer publicidad de nuestros espacios naturales, pero esta excesiva publicidad debe ir acompañada de medidas informativas y de control para que estos espacios no se vean masificados y corran el riesgo de ser destruidos por negligencias humanas”, finaliza el grupo ecologista en un comunicado.