Jueves, 5 de Diciembre de 2019
Twitter
Facebook
Youtube

Un centenar de activistas protestan contra el proyecto Fondo de Barril de Cepsa

  • Algunos de los manifestantes, anoche en San Roque
    Algunos de los manifestantes, anoche en San Roque
    Noticias

    Según ha dado a conocer este viernes Verdemar Ecologistas en Acción, al menos un centenar de activistas del Campo de Gibraltar secundaron la marcha convocada para la noche de este pasado jueves que acabó con una protesta en el Monte de Los Castellones, en San Roque, para denunciar el “ecocidio, ilegalidad urbanística, profanación de tumbas, y la expoliación del patrimonio cultural que ha cometido Cepsa  ampliando con 35 hectáreas Carteia”.

    Se refiere Verdemar al denominado proyecto Fondo de Barril de dicha compañía petrolera. La marcha convocada se celebró en la víspera del Día de Todos los Santos, con los activistas disfrazados en conmemoración a “nuestros ancestros difuntos de Carteia propietarios de esas tierras”, según una nota de dicho colectivo conservacionista.

    Verdemar ha denunciado que, como consecuencia de “movimientos de tierra ilegales se han desmontado más de 3.000 acebuches y otras especies” para ejecutar el proyecto Fondo de Barril. “Se ha movido a cielo abierto más de 200.000 m3 de áridos, incumpliendo la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de Evaluación Ambiental”, lamenta Verdemar, quien ha denunciado públicamente que “las administraciones y la Justicia están obviando” sus denuncias desde el 2018. 



    Tarifa plana autónomos - Junta de Andalucía
    Tarifa plana autónomos - Junta de Andalucía


    El proyecto Fondo de Barril se encuentra en exposición pública y los movimientos de tierra, en base a la denuncia de Verdemar, han desmontando el Monte de Los Castellones “esquilmando todo ser vivo, usurpando vías pecuarias y restos arqueológicos de la ciudad de Carteia”. “De tal manera que toda la población de este municipio acabará fagocitada  por los humos y la contaminación de la petrolera”, denunció el portavoz ecologista Alfredo Valencia.

    Verdemar también ha explicado, en un comunicado, que el coque de petróleo es un subproducto final del proceso de refinado del petróleo, muy cargado de carbono. Actualmente, se está limitando su combustión, porque presenta un alto nivel contaminante de concentración de metales pesados y partículas aromáticas, y por su potente efecto invernadero al contener elevadas cantidades de carbono.

    Los principales impactos ambientales de la nueva Planta de Coque son de similares características a los producidos por las actuales instalaciones de refino y vienen a sumarse a ellos e incrementarlos. Los principales gases que emitirá son CO2 (más de 500.000 t/año), NOx (más de 500 t/año) y SO2 (1000 t/año).También se incrementarán las emisiones atmosféricas de partículas en suspensión y COV’s.

    “Los vertidos de aguas residuales industriales aumentarán en un 15%, añadiéndose a los los más de 5 millones de metros cúbicos que CEPSA vierte en la Bahía de Algeciras. Ya están preparando un segundo emisario submarino. Se producirán también notables emisiones de olores y un incremento medio de ruido, sobrepasando con creces los umbrales autorizados”, denunció Verdemar.




  • LíneaLex estudio Jurídico
    LíneaLex estudio Jurídico