Martes, 31 de Marzo de 2020
Twitter
Facebook
Youtube

Los ecologistas no se fían del nuevo proyecto para Valdevaqueros

  • Imagen parcial de la playa de Valdevaqueros
    Imagen parcial de la playa de Valdevaqueros
    Noticias

    Salvemos Valdevaqueros sigue sin fiarse “del Ayuntamiento de Tarifa ni de la nueva propuesta de Valdevaqueros Pueblo S.L, que dice que ha reducido la edificabilidad pero no habla de que va a seguir ocupando todo el espacio”. Recuerdan los ecologistas que una sentencia del TSJA desestimó el plan ante la falta de evaluación de impacto ambiental y la admisión a trámite del recurso de casación contra esta sentencia.

    Un proyecto, recuerdan, que “pretendía urbanizar casi 700.000 metros cuadrados, con la construcción de 1.432 plazas hoteleras y 350 viviendas, en una zona colindante al Parque Natural del Estrecho y al Parque Natural de los Alcornocales, dentro de una Zona de Especial Conservación a nivel europeo”.

    Los nuevos proyectos urbanísticos  de Tarifa, dicen desde Verdemar, “pretenden conectar los Lances con Valdevaqueros (Paloma Baja) y terminar en Bolonia. Con el tiempo, terminarán modificando el ecosistema dunar de Valdevaqueros, con nuevas infraestructuras, rompiendo este espacio protegido”.





    En su opinión, la ampliación urbanística de Tarifa “va a seguir esquilmando recursos hídricos en el Parque de Los Alcornocales, que siguen captando agua de manantiales que languidecen desde que se iniciaron las captaciones y modificando toda la vegetación de ribera, comenzando por la aliseda y el resto de especies umbrófilas, que crecen bajo su dosel. Buena parte de la flora que puebla estas gargantas, protegidas por la Ley, está formada por especies de la vegetación riparia que viven aguas abajo de la captación, incluidas en la Lista Roja de la Flora Andaluza”.

    Tarifa, a fecha de hoy sólo, “dispone de 2,11 Hm3 de agua del Pantano del Almodóvar, y para la demande estival sigue suministrando agua de captaciones ilegales del Parque Natural de Los Alcornocales. Es paradójico cómo engañan a vecinos con promociones urbanísticas como Atlanterra, sin recursos de abastecimiento y depuración de aguas residuales. Tarifa está sumergida en un caos urbanístico en época estival sin control, sólo hay que ver la gestión de aguas residuales en Los Lances”.

    Por último, los ecologistas dicen que van a estar “pendientes de los planes urbanísticos del Ayuntamiento, parece que la imaginación de nuestros mandatarios es limitada y que no se han enterado de las terribles consecuencias derivadas de la explosión de la burbuja inmobiliaria”.




  • Manos Unidas