Lunes, 16 de Mayo de 2022
Twitter
Facebook
Youtube

Ecologistas piden planificación y metodología ante podas agresivas en la comarca

  • Poda de un árbol
    Ecologistas en Acción
    Noticias

    Ecologistas piden un cambio en la metodología en los municipios del Campo de Gibraltar ante las prácticas obsoletas y desfasadas de desmoches y terciados que los ayuntamientos de nuestra zona siguen realizando contra los árboles urbanos, debilitándolos, enfermándolos por lo que piden el cambio en la praxis llevaba hasta ahora y que tanto perjudica al arbolado y arbustos de nuestros parques, jardines, calles.

    Sobre el contexto del cambio climático los árboles de nuestras calles y parques descontaminan y oxigenan el aire, regulan la temperatura y nos regalan salud y biodiversidad. Por eso, entienden que es exigible a la administración municipal, principal responsable de la gestión del arbolado urbano, que sea eficaz y sensible en su cuidado, que, en definitiva, es el cuidado de nuestro bienestar.

    Uno de los principales problemas en las ciudades es que existen árboles que fueron plantados mediante una incorrecta planificación y proyección. Estos árboles a medida que han ido creciendo encuentran diversas interferencias como cableados eléctricos, edificios colindantes, o incluso, pueden generar conflictos ya que pueden llegar a tapar señalizaciones de manera parcial o total, importantes tanto para el tránsito de vehículos como para el tránsito de peatones, además en algunos casos se levantan aceras y asfalto.





    Apuntan que, gracias a una buena praxis de poda disminuirán estos problemas consiguiendo la convivencia entre los obstáculos propios de una urbe y el arbolado urbano.

    Los ecologistas recuerdan que hay varios tipos de podas:

    Poda de formación (es la poda de árboles jóvenes); poda de mantenimiento (aquella que se realiza en árboles adultos para mejorar su salud); la poda mayor (tipo de poda excepcional que se realiza en árboles adultos que han tenido un crecimiento incorrecto y requiere una poda “más drástica”) por lo que recalcan que tenemos que tener mucho cuidado para no hacer un abuso de poda urbana.

    Sin embargo, una poda excesiva de árboles puede llegar a generar daños irreparables e irreversibles en la salud de los mismos. Esta poda errónea puede traer graves consecuencias como debilitamiento de sus ramas y tronco, desequilibrio en su copa, crecimiento desigual, así como mayor exposición a ataques externos de insectos, plagas o enfermedades. Por todo ello, es imprescindible que la poda de cualquier árbol, en este caso, la poda de árboles urbanos se lleve a cabo por podadores profesionales (grupo multidisciplinar), en lo que se incluyan jardineros, biólogos, paisajistas y expertos en arboricultura.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas