Miércoles, 12 de Agosto de 2020
Twitter
Facebook
Youtube

El sistema de explotación de agua en la comarca recibe una inversión de 1,7 millones

  • Carmen Crespo, consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible
    Carmen Crespo, consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible
    Noticias

    La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible ha comunicado al Consejo de Gobierno la declaración de emergencia de las actuaciones necesarias para ejecutar las nuevas instalaciones de la estación elevadora EI-1 del sistema de explotación de agua del Campo de Gibraltar.

    El objetivo final de estas tareas es optimizar el estado de estas instalaciones, ubicadas en el término municipal de San Roque, para garantizar el suministro de agua en cantidad y calidad a los municipios de la comarca gaditana. En total, la inversión prevista asciende a 1,7 millones de euros dirigidos a mejoras en la propia infraestructura hidráulica (más de 815.000 euros) y en la instalación eléctrica (cerca de 840.000 euros), así como a la asistencia técnica y coordinación de seguridad y salud de las obras (más de 66.000 euros).

    La Junta de Andalucía aborda la ejecución de estas inversiones por el procedimiento excepcional de emergencia ante la situación de precariedad en la que se encuentra esta infraestructura. El mal estado de la estación elevadora supone un riesgo para su correcto funcionamiento, por lo que resulta necesaria acometer con urgencia las obras de adecuación y recuperación de la completa operatividad de las instalaciones para garantizar el suministro de la comarca en un previsible escenario próximo de sequía.





    La estación elevadora, originaria de 1970, viene sufriendo averías concatenadas debido a que los equipos están obsoletos. El último de estos sucesos tuvo lugar a finales del pasado año y provocó un incendio de las instalaciones eléctricas. Actualmente, solo se encuentran operativas dos de las cinco bombas con las que cuenta la instalación, por lo que deben funcionar de forma continua para garantizar el suministro. Esta falta de reposo conlleva una sobrecarga de las instalaciones.

    A ello se suma la ajustada disponibilidad de recursos hídricos en el sistema de abastecimiento al Campo de Gibraltar. Este año hidrológico ha sido especialmente severo en la Península Ibérica y extremadamente seco en esta zona andaluza, por lo que se observa una importante reducción de las garantías de suministro a las poblaciones de la comarca.

    La escasez de lluvias ha reducido las aportaciones a los dos embalses (Charco Redondo y Guadarranque) que sirven de fuente de suministro a este sistema gaditano. El primero acumula a día de hoy 30,09 hectómetros cúbicos, que suponen el 36,88% de su capacidad, mientras que Guadarranque se encuentra al 49,44%. El bajo nivel de agua en Charco Redondo conlleva una disminución de la calidad del recurso en las cotas inferiores que concentran las demandas en Guadarranque y, por tanto, incrementan la presión sobre la estación elevadora EI-1 como paso obligado de todas las aguas para el abastecimiento humano.