Viernes, 19 de Agosto de 2022
Twitter
Facebook
Youtube

La regresión costera destruye el patrimonio histórico de la comarca

  • Un nuevo búnker desaparece en Guadalquitón

    Búnker de Guadalquitón, completamente destruido (C.Jordan)
    Búnker de Guadalquitón, completamente destruido (C.Jordan)
    Noticias

    Ya lo había anticipado Verdemar Ecologistas en Acción en sus continuas denuncias sobre el deterioro del litoral. Un nuevo búnker de los construidos durante la II Guerra Mundial y que constituyen un verdadero patrimonio histórico de la comarca, ha quedado prácticamente destruido debido a la erosión costera. Hace diez años se hallaba a cien metros del rompiente y hoy es un montón de escombros a merced del oleaje. Tal como ocurrió con otro cercano, en la misma playa de Guadalquitón, el mar lo tragará borrando su existencia.

    Si las denuncias de los ecologistas se han venido sucediendo a lo largo de las últimas décadas, ahora se han concretado aún más mediante un detallado estudio que han remitido al Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, que a través de la Dirección General de Costas sacó a exposición pública el plan “Estrategias para la protección de la costa en las provincias de Cádiz, Málaga y Almería considerando los efectos del cambio climático”.

    En el período de sugerencias de dicho plan estratégico, Verdemar ofrece datos de los impactos en la bahía de Algeciras ocasionados por las distintas obras de ampliación ejecutadas por la Autoridad Portuaria.

    En los últimos años, según los ecologistas, y de ello ofrecen una cumplida documentación gráfica, “se ha roto la dinámica de litoral y la pérdida de costa ha sido catastrófica”.

    En este sentido los “casi veinte millones de áridos de relleno” habrían provocado un grave impacto, “sin que se contemple darle solución”, lamentan los ecologistas.





    A pesar de estas agresiones al litoral no se ha producido regeneración alguna. Tampoco de las antiguas dunas y marismas de los ríos Guadarranque y Palmones.

    En relación a la playa del Rinconcillo las construcciones portuarias han llevado a una continua acción regresiva de la costa. Los continuos rellenos y la creación de infraestructuras industriales, “ha provocado una pérdida de la rica biodiversidad de la bahía”, añade Verdemar.

    La exposición de la organización ecologista contempla los efectos negativos en el Parque natural de las marismas del río Palmones, así como en la playa de Guadarranque, donde la contaminación ha sido persistente.

    Asimismo, en el escrito aportado, se alude a la playa de Getares, donde la extracción de 1.500.000 metros cúbicos de arenas sumergidas de la ensena, han llevado a una gravísima situación.

    Verdemar considera que la situación es alarmante y de no intervenir los organismos competentes, el desastre será completo.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas