Viernes, 1 de Julio de 2022
Twitter
Facebook
Youtube

Un poema inédito a San Roque y Ortega Bru de Hernández Luike

  • El empresario periodístico falleció hace unos días

    Hernández-Luike, en el centro, junto a su esposa y Luis Árgel Ortega -hijo de Ortega Bru- en San Roque
    Hernández-Luike, en el centro, junto a su esposa y Luis Árgel Ortega -hijo de Ortega Bru- en San Roque
    Noticias

    Todas las informaciones sobre la reciente muerte de Enrique Hernández-Luike, hijo adoptivo de San Roque, se centraron en recordar su faceta de pionero y creador del más importante imperio de prensa del motor. Junto a ello se destacó en la ciudad su aportación -a través de la fundación que lleva su nombre- al Museo del escultor Ortega Bru, amigo del periodista. Sin embargo, otra faceta del editor fue la de poeta, destacando en la composición de letras flamencas.

    Con motivo de haber recibido el título de hijo adoptivo, el periodista y empresario, escribió unos versos que obsequió al cronista oficial de San Roque, Antonio Pérez Girón. Unas letras inéditas que hablan de la alegría de sentirse sanroqueño y paisano de Ortega Bru, y donde se identifica con el origen de la histórica población. El poema es el siguiente:

     

    ¡Vámonos de Gibraltar!

    Donde un río desemboque

    volveremos a fundar.

    Y aquí se hizo San Roque

    en este hermoso lugar.

     

    No estamos en cualquier parte.

    Es una tierra de ensueño

    para el trabajo y el arte





    donde, pueblo sanroqueño,

    naciste para quedarte.

     

    Si de San Roque eres tú

    debemos darnos la mano

    porque, sin decir ni mu,

    desde hoy soy paisano

    de Luis Ortega Bru.

     

    Hernández-Luike comenzó a editar a los once años. Fueron sus inicios en una revista que coincidía con las fiestas primaverales de Sevilla, Lágrimas y claveles. Salía anualmente y en sus páginas aparecieron sus primeros versos. Esta iniciativa, que se prolongó hasta 1946, fue alternada con la edición de la revista San Miguel, dirigida al comercio de ultramarinos.

    Luego iniciaría su colaboración con el diario Sevilla, donde realizaba una entrevista acompañada de una caricatura del protagonista. En 1952 se trasladó a Madrid para ingresar en la Escuela de Periodismo.

    En la capital de España dio comienzo su labor como periodista especializado en motor con una sección en el diario Pueblo y fundando la agencia Motor Press y la editorial Edisport. Entre el buen número de revistas especializadas que fundó se hallan Motociclismo, Autopista, Coche Actual, Automecánica, Automóvil, Fórmula Moto o Todo Terreno.  Luike logró extender su negocio a Portugal, México, Argentina y Brasil.

    También publicó varios poemarios. Entre ellos Coplas para el Cante Flamenco contempla una antología de las letras ganadoras del Festival del Cante de las Minas -entre las que figura con las que ganó en cinco ocasiones-, la Misa Minera -quince piezas de los cantes de Levante- y 273 coplas y poesías.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas