Lunes, 16 de Mayo de 2022
Twitter
Facebook
Youtube

Ruiz Boix será nombrado secretario general del PSOE con parte de la militancia rebelada

  • Descontento entre más de 50 dirigentes de la provincia

    Juan Carlos Ruiz Boix, en rueda de prensa. Foto: NG
    Juan Carlos Ruiz Boix, en rueda de prensa. Foto: NG
    Noticias

    El PSOE de Cádiz celebra este sábado 18 de diciembre, en el Palacio de Congresos de Cádiz, su XIV Congreso provincial bajo el lema La suma que nos hace avanzar y en el que se renuevan los miembros de los órganos de dirección del PSOE de Cádiz: la nueva Comisión Ejecutiva provincial que liderará como secretario general Juan Carlos Ruiz Boix, el Comité provincial y las comisiones provinciales de Listas y Ética.

    La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, junto al secretario de Organización del PSOE de Andalucía, Noel García, y el secretario general de la agrupación del PSOE en la capital, Fran González, participarán en la apertura del cónclave socialista que dará comienzo a partir de las diez de la mañana y en la que también está previsto el saluda de los secretarios generales de UGT y de CCOO, Antonio Pavón e Inmaculada Ortega, respectivamente, así como Javier Sánchez Rojas por parte de la Confederación de Empresarios de Cádiz.

    El secretario general del PSOE de Andalucía, Juan Espadas, interviene junto a Juan Carlos Ruiz Boix en el cierre del Congreso previsto a partir de la una y media de la tarde. 

    Hasta un total de 205 delegados y delegadas están llamados a votar la gestión de la Ejecutiva provincial saliente así como a debatir en las comisiones donde se discutirán las enmiendas a la ponencia marco provincial, el documento que guiará la acción política del PSOE de Cádiz para los próximos años.

    Del mismo modo, esos 205 delegados y delegadas votarán la lista de compañeros y compañeras que representarán al PSOE de Cádiz para los próximos cuatro años en los distintos órganos de dirección.

    El lema del congreso, La suma que nos hace avanzar, expresa la idea del nuevo secretario general del PSOE de Cádiz, Juan Carlos Ruiz Boix, que siempre ha manifestado la voluntad "de aunar colectividades, de unir a la fuerza de la militancia el esfuerzo de sus dirigentes en cada escalón o nivel, también de los colectivos y simpatizantes que quieran colaborar para que el PSOE de Cádiz siga siendo el partido con el apoyo mayoritario de la ciudadanía en esta provincia".

    Un nombramiento con ciertas dosis de polémica

    Sin embargo, lo anterior no está siendo una realidad para Ruiz Boix, al menos de momento. De hecho, más de 50 alcaldes, alcaldesas, secretarios y secretarias generales del PSOE de Cádiz han celebrado una reunión telemática, en la tarde de este viernes, en la que han comparecido, entre otros, la presidenta de la Diputación, Irene García, el alcalde de Rota, Javier Ruiz Arana, o la alcaldesa de Ubrique, Isabel Gómez.

    En el transcurso de la misma, la totalidad de los participantes han trasladado su "malestar" con el nuevo secretario general de los socialistas gaditanos, Juan Carlos Ruiz Boix, toda vez que este último "no está dispuesto a respetar el acuerdo alcanzado en el Congreso Regional del PSOE de Andalucía", según denuncian en un comunicado.

    En virtud del referido acuerdo, el alcalde de Rota retiró su candidatura a liderar el socialismo gaditano y la corriente encabezada por Irene García tendría un 46% de representación en la nueva Ejecutiva Provincial que saliese del Congreso socialista gaditano, así como en el resto de órganos de la agrupación provincial.





    Los asistentes al encuentro virtual han puesto de manifiesto que los acuerdos "están para cumplirse" y que ha quedado "sobradamente demostrado que la mitad del partido que no estuvo con Juan Carlos Ruiz Boix sí ha cumplido y está dispuesto a seguir cumpliendo el acuerdo de integración, unidad y fortaleza del proyecto socialista".

    En cualquier caso han incidido en que es el secretario general "quien tiene que creer en esa unidad, respetando los compromisos adquiridos con el resto del partido y con el propio secretario general del PSOE de Andalucía".

    Estos cargos orgánicos e institucionales quieren recordar que Juan Carlos Ruiz Boix no ha sido un secretario general "votado en unas primarias sino que es un secretario general emanado de un acuerdo con otros sectores del partido, principalmente con el 46% que representaba la candidatura de Irene García y posteriormente la de Javier Ruiz Arana".

    Igualmente, hacen un llamamiento "a la cordura, a la sensatez y a la altura de miras" que debe tener el secretario general para "unificar", después de los procesos congresuales, al socialismo gaditano, "procurando que el proyecto socialista que salga del Congreso Provincial sea un proyecto fuerte y cohesionado y que sirva para dar respuesta a las demandas de los ciudadanos y ciudadanas de nuestra provincia".

    Incredulidad con la actitud de Ruiz Boix

    Así mismo han trasladado que "desconocen" el motivo de la ruptura unilateral del acuerdo de integración y que, en cualquier caso, los compañeros y compañeras que no respaldaron la candidatura de Ruiz Boix "continúan con la mano tendida" para hacer al PSOE "más fuerte" pero que "en ningún caso se va a consentir que se rompan los acuerdos adoptados en ese sentido, porque eso sería tanto como hacer daño a nuestras siglas".

    Los ediles y secretarios generales esperan que Ruiz Boix "recapacite" y asuma su papel de "principal responsable de la integración", respetando los acuerdos y manteniendo en los órganos provinciales una representación del 46% de aquellos compañeros y compañeras que, "aun no decantándose por su candidatura, decidieron con generosidad y en beneficio del partido optar por una propuesta de integración".

    "En caso contrario, habría que replantearse la oportunidad y conveniencia de estar en una dirección que deja fuera a casi la mitad del partido en la provincia", avisan estos socialistas en una nota.

    "Esta no es solo una opinión exclusiva de los presentes en la reunión - continúa el comunicado - sino que dicen compartirla con muchos militantes y cuadros del partido que ha mostrado su disposición a tender puentes con lo que representa Ruiz Boix, pero que en ningún caso eso puede ser a costa de dejar a la mitad del partido, y a la mayoría de alcaldes y secretarios generales, fuera de los órganos de dirección del partido".

    "En menos de dos meses no se puede pasar de enarbolar un proyecto nuevo, renovado, de unidad, donde todo el mundo quepa, a un proyecto que no cumple sus propios acuerdos o que desprecia a la mitad de la militancia del partido", concluye la nota.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas