Martes, 1 de Diciembre de 2020
Twitter
Facebook
Youtube

Verdemar alerta sobre las avispas exóticas y las autóctonas

  • Verdemar alerta sobre las avispas exóticas y las autóctonas
    Una avispa invasora junto a una tuerca
    Noticias

    Verdemar Ecologistas en Acción señala que es posible que se confundan especies autóctonas con la aparición de avispas exóticas en el Campo de Gibraltar. Los beneficios de las especies endémicas son fundamentales en los ecosistemas jugando un papel importante.  

    La nueva avispa invasora ha sido descubierta en La Línea con varias citas, además de Algeciras, Los Barrios y San Roque. Entomólogos confirmaron que se trataba de una 'Vespa orientalis'. Este tipo de avispas son procedentes de Asia, Indostán (por la región de India y Pakistán), el noreste de África, el sureste de Europa y el Cáucaso Sur (en la zona de Armenia y Azerbaiyán), hasta la fecha no se ha detectado en el norte de España. También se ha encontrado en países como Brasil, las Guayanas, Madagascar, China, Méjico, Bélgica y Reino Unido. En estos dos últimos países se han encontrado indicios que atribuyen la introducción de la especie a la importación de fruta desde los países originarios de la avispa.

    Verdemar señala que se intenta averiguar de qué forma ha logrado entrar la avispa a España, a través de Valencia y el puerto de Algeciras. Estos son los motivos por los que se intenta disminuir el número de especímenes de 'Vespa orientalis' mediante «depredación» por parte de aves en sus países de origen, aseguran los expertos.

    No obstante, esta avispa oriental también ha dado buenas noticias a los científicos. Cómo curiosidad en el año 2010, un grupo de científicos israelíes descubrió que esta especie de hymenoptera utilizaba la energía del sol para poder moverse, ya que tenía bajo su piel células que transformaban la energía solar en electricidad, cosa que le permite volar.

    Los adultos tienen una longitud corporal de 25 a 35 mm, bandas amarillas en el abdomen flechas rojas. Son insectos sociales, constituidos por una reina, obreras y machos. Las obreras y machos son más pequeños que la reina, sin embargo, se pueden distinguir por el largo de sus antenas, las obreras tienen 12 segmentos, mientras que los machos tienen 13.

    Construyen sus nidos tanto sobre estructuras por encima del nivel del suelo (arbolado o sus huecos, cuevas o suelos manipulados por el hombre, generando un cambio en ellos) como bajo tierra, pudiendo aprovechar madrigueras de pequeños mamíferos excavadores. En su elaboración aprovecha fibras vegetales como materia prima que recogen principalmente de partes muertas de árboles y maderas podrida, pudiendo reforzar su estructura con tierra y lodo.



    Campaña Vacunación Gripe - Junta de Andalucía
    Campaña Vacunación Gripe - Junta de Andalucía


    Su ciclo de vida es anual, al igual que otras especies. El avispón comienza su nido con una reina fecundada, durante la temporada del otoño anterior que invernó en lugares protegidos. Esta reina comienza a buscar donde construir un pequeño panal, iniciando la postura de sus primeros huevos, alimenta y cuida a las larvas hasta cuando pasan a pupas.

    A la emergencia de las primeras obreras son éstas las encargadas de la alimentación de la cría y continuar con la construcción del panal. La máxima población de la colonia la alcanzan a fines de verano y principios de otoño. La reina dejará de oviponer, lo que dará lugar a nuevas reinas y machos, que emergerán y se aparearán, el macho muere y la reina buscará un lugar seguro para hibernar, y nuevamente comienza el ciclo.

    Representan un serio problema para la apicultura, ya que en las colmenas de abejas (Apis mellifera) pueden encontrar la mejor combinación de proteínas (abejas o larvas) y carbohidratos (néctar y miel), para alimentar a sus larvas. De acuerdo a los estudios realizados en Israel, la tasa de depredación estimada para esta especie sobre abejas melíferas fue de 33 abejas por avispón/día. También, obtienen proteínas depredando otros insectos para alimentar a la cría de la colonia.

    Sobre los métodos de control, señalar que este avispón tiene muchos hábitos similares a la avispa común, por lo que se recomienda, utilizar trampas con vinagre de manzana para las capturas de reinas en las áreas donde hay avistamiento. Para ello, asegúrese que las aberturas de entrada sean lo suficientemente grandes para permitir la entrada de los avispones orientales.

    Marcar los lugares donde hubo avistamiento de reinas, para ubicar los nidos a comienzos de primavera. Si las reinas han podido sobrevivir al invierno se deben eliminar antes de que la especie logre su pleno desarrollo y se establezca en las zonas de avistamientos. Este avispón tiene su actividad durante la mañana hasta las 13 horas aproximadamente, ya que durante la tarde no se ha registrado actividad.

    Si se detecta Avispones orientales debe comunicarse con el 112 o con su Ayuntamiento antes de cualquier actuación. Para más información sobre avispas y similares se recomienda consultar la página www.mapadeavispas.




  • Cáritas diocesana Cádiz
    Cáritas diocesana Cádiz