Lunes, 4 de Julio de 2022
Twitter
Facebook
Youtube

Verdemar pide al submarino que se vaya y deje de poner en riesgo nuclear el Estrecho de Gibraltar

  • Protesta de Verdemar contra submarinos nucleares. Foto NG
    Protesta de Verdemar contra submarinos nucleares. Foto NG
    Noticias

    Verdemar-Ecologistas en Acción ha pedido al submarino de ataque rápido de la clase Los Ángeles USS Albany (SSN 753) que se encuentra en  el puerto de  Gibraltar, desde el  30 de diciembre de 2021, que se  vaya y deje de poner en riesgo nuclear el Estrecho de Gibraltar.

    "Este puerto ha puesto la 'estrella nuclear' sobre nuestros árboles de Navidad y hemos entrado en el 2022 con  el sello #riesgonuclear en el Campo de Gibraltar", ha manifestado Verdemar. 

    Asimismo, ha señañado que según datos de la Armada de los EEUU, el submarino nuclear "USS Albany, asignado al Comandante, Submarine Force Atlantic, está operando actualmente bajo el mando y control del "Comandante, Task Force 69", para complementar las capacidades de guerra submarina de la Sexta Flota de EE. UU. (SIXTHFLT)".

    Así, los ecologistas de Verdemar han afirmado que "el Campo de Gibraltar no quiere participar en ninguna guerra submarina". Además, ha añadido que en las operaciones recientes del USS Albany en el área de operaciones de la Sexta Flota incluyen una breve parada para el personal frente a la costa de Limassol, Chipre, a principios de este mes, y operaciones coordinadas con la OTAN y el USS Harry S. Truman Carrier Strike Group.





    "Seguimos insistiendo que estos submarinos son bombas flotantes y ponen en riesgo a nuestras familias y a nuestro entorno. No aceptamos operaciones del submarino en el Mediterráneo,  apostamos por la denuncia de estas entradas en todos los países ribereños del Mediterráneo por grupos de presión", ha añadido Verdemar.

    El USS Albany fue encargado en 1990 y es uno de los 62 submarinos terminados de la clase Los Ángeles. La clase de Los Ángeles contiene más submarinos nucleares que cualquier otra clase del mundo. La clase fue precedida por la clase Sturgeon y seguida por Seawolf. A excepción del USS Hyman G. Rickover (SSN 709), todos los submarinos de esta clase llevan el nombre de ciudades estadounidenses y algunos pueblos (por ejemplo, Key West, Florida y Greeneville, Tennessee).

    Los submarinos de ataque rápido son plataformas de múltiples misiones que permiten cinco de las seis capacidades centrales de la estrategia marítima de la Armada: control del mar, proyección de poder, presencia avanzada, seguridad marítima y disuasión. Están diseñados para sobresalir en la guerra antisubmarina, la guerra antibuque, la guerra de ataque, las operaciones especiales, la inteligencia, la vigilancia y el reconocimiento, la guerra irregular y la guerra contra las minas. Los submarinos de ataque rápido proyectan energía en tierra con fuerzas de operaciones especiales y misiles de crucero Tomahawk en la prevención o preparación de crisis regionales.

    Comandante, Task Force 69 es responsable de las operaciones de guerra submarina en las áreas de responsabilidad del Comando Europeo de Estados Unidos y del Comando Africano de EE UU.

    La Sexta Flota de EE. UU. con sede en Nápoles, Italia, lleva a cabo todo el espectro de operaciones conjuntas y navales, a menudo en concierto con socios aliados e interinstitucionales, para promover los intereses de seguridad nacional de EE UU, así como la seguridad y la estabilidad en Europa y África, ha recordado Verdemar.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas