Miércoles, 23 de Enero de 2019

Formulario de búsqueda

    Historia

  • En Historia,

    El Campo de Gibraltar, poco después de la ocupación inglesa del Peñón, era un territorio de pesca abundante, grandes bosques y prados y hasta con manadas de lobos. La vida cotidiana de entonces tenía sus propias complejidades. 

    En Historia,

    Reparación histórica del mariscal Villadarias, a quien se le atribuye injustamente el fracaso del cerco a Gibraltar después de la ocupación por la escuadra anglo-holandesa del pretendiente Carlos, y relato de la incompetencia, desidia y fracaso de los aliados franceses del mariscal Tessé.

    En Historia,

    Curioso caso del primer asentamiento de chinos en la zona, en 1873, que no fueron admitidos en Gibraltar y sí en Puente Mayorga, donde se asentaron, aunque fueron apercibidos porque sus actividades ponían en riesgo la salud pública.

    En Historia,

    El rescate por un portaaviones británico, el Eagle, de la tripulación comandanda por Ramón Franco, después de llevar ocho días a la deriva en el Atlántico al precipitarse su hidroavión, y la emocionante y triunfal recepción en Gibraltar y el Campo de Gibraltar.

    En Historia,

    Tras la ocupación de Gibraltar por los invasores, los antiguos pobladores tuvieron que afrontar ellos mismos las tareas de vigilancia y defensa de las costas del Campo, ante la ineficacia militar española y los golpes de manos ingleses que robaban ganado y víveres.

     

    En Historia,

    El autor identifica --algo inédito hasta ahora-- al último gitano de Gibraltar y primero de San Roque, Juan de Escalona, que contó con la solidaridad de sus vecinos y el favor del corregidor local en tiempos difíciles para su etnia.

    En Historia,

    La ciudad de Gibraltar, antes de la ocupación inglesa, mantenía a toda costa el tradicional "derecho de asilo" de la Iglesia española. El artículo cuenta varios casos, cómo se procedía y la defensa que de este derecho hacían los sacerdotes.

    En Historia,

    El relato histórico y humano, gracias a testimonios directos, de la aventura del destructor republicano José Luis Díez, su difícil refugio en Gibraltar, su enfrentamiento y derrota ante los buques nacionales y la intervención de la Royal Navy.

    Páginas