Viernes, 21 de Septiembre de 2018

Formulario de búsqueda

    El Brexit y el Campo de Gibraltar

  • Imagen de María José Jiménez
    Por María José Jiménez
    Concejal del Ayuntamiento de Algeciras y procuradora

    Los miembros de la Comisión Mixta de diputados y senadores, encargada de la ponencia sobre el “brexit”, han completado la semana pasada su ronda de contactos en el Campo de Gibraltar para conocer las demandas y necesidades de la zona ante la decisión británica de abandonar la Unión Europea.

     

    Representantes de dicha comisión han coincidido en considerar el “brexit” como una oportunidad para que se atiendan necesidades históricas de esta comarca y darle un impulso económico a través de distintas acciones. Los problemas de desarrollo del Campo de Gibraltar ya estaban ahí antes del “brexit” y el esfuerzo coordinado de las administraciones es ahora más necesario que nunca.

     

    La portavoz del Grupo Parlamentario Popular en la Comisión Mixta de la Unión Europea, Concepción de Santa Ana, dijo al final de la visita que esta es “una zona importante para el Gobierno de España y siempre ha dejado claro que la prioridad son los ciudadanos, en especial los trabajadores transfronterizos, y garantizar sus derechos de cara al Brexit”.

     

    ¡Mentira! Otra reiterada contradicción entre lo que dice y hace el Gobierno del Partido Popular por esta Comarca, solo hay que ver los Presupuestos Generales del Estado o sus planes de infraestructuras o de inversiones para la zona. Es más, según la Moción presentada por el Grupo Parlamentario Popular en el Senado, la Comisión de Asuntos Exteriores instara al Gobierno a:

     

    1. Alcanzar un acuerdo bilateral con el Reino Unido en la aplicación del periodo transitorio, en los términos más favorables a los intereses españoles y en particular a los habitantes del Campo de Gibraltar.

     

    2. Acordar una gestión conjunta del aeropuerto en dicho periodo transitorio…

     

    3. Avanzar en un entendimiento bilateral con el Reino Unido sobre la reintegración territorial de Gibraltar y del istmo…

     

    4. Mantener una posición unitaria ante el Reino Unido de los 27 Estados Miembros (…), en interés de los objetivos señalados que incumben a España.

     

    5. Impulsar una posición unitaria dentro de España (…), que haga sostenible una política de Estado definida por encima de los cambios de Gobierno.

     

    Sin entrar en el tema de la soberanía, que no me corresponde, dónde quedan los derechos de las personas (libertad de circulación, identidad, personalidad jurídica, derecho al trabajo), y la atención a los ciudadanos que viven en Gibraltar y qué pasa con el colectivo de trabajadores que tienen su empleo en La Roca, y que pueden quedarse en paro.

     

    Es obvio que la moción plantea un “brexit” duro, pues, aunque habla de los intereses españoles de los habitantes del Campo de Gibraltar, en realidad, trata sobre soberanía y banderas. Y con las banderas, que yo sepa, no se come.

     

    Esta Moción del Partido Popular fue aprobada en el Senado con el apoyo de PSOE y ERC y la abstención de Podemos, PDeCat y Compromis, que habían presentado otra moción reivindicando los derechos de los más de 300.000 británicos residentes en España e instando a los gobiernos de España y el Reino Unido a establecer un convenio para que estos ciudadanos pudieran optar por la doble nacionalidad una vez que se completara el “brexit”. Esta iniciativa fue rechazada por el PP, PSOE y la abstención de ERC, debido a que sólo se contempla la dobla nacionalidad con países que tienen una especial vinculación con España. ¿Y Gibraltar y los gibraltareños? ¿Qué pasa con ellos? ¿No tienen vínculos con España?

     

    Una vez más, los habitantes de un lado y otro de la Verja tendremos que aprender a sobrevivir como se hizo tras el cierre de la frontera con el franquismo. Pero debemos seguir planteando y reclamando un clima de entendimiento mutuo más allá de los impulsos nacionalistas que solo sirven para ocultar malas noticias. Y buscar relaciones de buena vecindad que generen riqueza y empleo, que beneficien a los ciudadanos campogibraltareños y gibraltareños al margen del contencioso sobre la soberanía. Porque con la Moción aprobada en el Senado les sobran razones a los gibraltareños para encerrarse de nuevo en la Roca. Se acabaron los sueños de Europa y de un Campo de Gibraltar en busca de su identidad. Ni quieren, ni nos dejan.