Martes, 26 de Octubre de 2021
Twitter
Facebook
Youtube

¿Chocará nuestra frontera con un muro de ladrillos?

  • Imagen de Robert Vasquez
    Por Robert Vasquez
    Abogado y periodista gibraltareño
    Foro
    Las complicaciones comienzan a acumularse en el proceso de encontrar una solución diferenciada para Gibraltar en el Brexit. Estos inconvenientes podrían llevar a Gibraltar a un callejón sin salida, que no tendrá más que repercusiones adversas para nuestra economía y por lo tanto para nuestras finanzas públicas y personales.

    Esperemos que se encuentre lo que nuestros negociadores consideran formas neutrales de avanzar. Soluciones que no afecten a lo que nuestro Gobierno considera que son las líneas inviolables pero indefinidas: la soberanía, la jurisdicción y el control.

    La posibilidad de que no se llegue a un acuerdo ha llevado al Gobierno de Gibraltar a explicar las demoras que se producirán en la frontera si no se alcanza el acuerdo. Retrasos que podrían tener un impacto considerable en nuestra economía.

    Habría que hacer arreglos en la frontera para atender todas las nuevas formalidades que todos los nacionales de terceros países (que entonces incluirían a todos los gibraltareños y a los nacionales del Reino Unido) estarán obligados a cumplir. Todo esto se explica en el Aviso Técnico del Gobierno del 17 de septiembre de 2020, que ha recibido mucha cobertura de los medios de comunicación.

    Otra faceta es la solución, que, según las informaciones, implicaría algún tipo de afiliación al Espacio Schengen y, posiblemente, a la Unión Aduanera. De nuevo, hay informes de prensa que indican que esto puede requerir la presencia de la policía española para tener algún control en los puntos de entrada de la frontera de Gibraltar.

    La pregunta fundamental es si el hecho de aceptar esa presencia será considerado por los que negocian en nuestro nombre como una violación de cualquier aspecto de la soberanía, la jurisdicción y el control. Los indicios apuntan a que actualmente nuestro Gobierno considera que, como dicen las mismas informaciones de prensa, se están explorando alternativas, como tener agentes de la agencia de fronteras de la UE, Frontex, que se encarguen de estos puntos o de encontrar soluciones tecnológicas.

    Un tercer asunto es la falta de fe y credibilidad que ha surgido debido a los cambios percibidos en el Reino Unido sobre los acuerdos de Brexit que involucran a Irlanda del Norte. Se ha debatido mucho sobre la capacidad de concertar un acuerdo sobre Gibraltar sin que haya un acuerdo general entre el Reino Unido y la Unión Europea.



    CAMPAÑA ACEITES VEGETALES USADOS II- ARCGISA
    CAMPAÑA ACEITES VEGETALES USADOS II- ARCGISA


    Sin embargo, la pregunta es si habrá un deseo por parte de la Unión Europea de seguir este camino, cuando un acuerdo diferenciado de este tipo puede correr la misma suerte que el que se ha visto en Irlanda del Norte. La buena fe es un elemento esencial de las relaciones internacionales: el proceso debe recuperar la credibilidad en muy poco tiempo.

    El Gobierno emitió un comunicado de prensa el 17 de septiembre de 2020 junto con su Aviso Técnico. Cabe destacar que esta declaración subraya los inconvenientes de que no se llegue a un acuerdo. Se trata del sellado y escaneo de pasaportes, la limitación de la duración de las estancias, el cuestionamiento de los motivos de la entrada y la investigación de las condiciones de la estancia prevista, el control de los medios de subsistencia y (a partir de 2022) las autorizaciones previas al viaje. 

    También señala que:

    - "... si no es posible llegar a un acuerdo, habrá consecuencias para la movilidad de las personas a través de la frontera".

    - "El status quo (lo que tenemos hoy) no es una opción... es importante que el público y los ciudadanos individuales entiendan estas consecuencias y cambios potenciales..."

    - "Cabe señalar que el movimiento fluido de personas ... es importante tanto para Gibraltar como para España"

    En general, el panorama actual no es muy brillante, pero a menudo las cosas empiezan a parecer más oscuras a medida que se acerca el momento de los acuerdos finales. Puede ser que el sol siga brillando a través de las nubes. Es importante que no perdamos de vista el cuadro general y que no juzguemos ningún resultado demasiado rápido. Se necesitará una consideración responsable seguida de una respuesta mesurada.

    Algo se tiene que ceder en cada negociación: algo que siempre podrá ser analizado por si cruzara la línea de una o más de cada una de las soberanías, jurisdicciones y controles, pero un análisis cuidadoso puede llevar a la conclusión de que no es más que lo que hemos encontrado aceptable mientras fuimos miembros de la UE. Recuerde, el 96% de nosotros votó por 'Permanecer', por lo que los parámetros de la pertenencia a la UE eran aceptables entonces.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas