Martes, 26 de Octubre de 2021
Twitter
Facebook
Youtube

Confirmado: colaboración entre Gibraltar, Reino Unido y España en contra de la UE

  • Imagen de Robert Vasquez
    Por Robert Vasquez
    Abogado y periodista gibraltareño
    Foro
    Ahí lo tenemos, nuestro Gobierno del GSLP confirmando que Gibraltar, el Reino Unido y España están del mismo lado presionando para que la UE respete el Acuerdo de Nochevieja entre el Reino Unido y España sobre Gibraltar, comúnmente conocido como Acuerdo Marco. Todos ellos quieren que la Comisión Europea (CE) se replantee su mandato.

    La evolución, tras la publicación del mandato de negociación de la CE, confirma la veracidad de lo escrito a principios de esta semana en artículos anteriores. Aquellos artículos preveían los recientes pronunciamientos del Secretario del Foreign Office británico y del Ministro de Asuntos Exteriores español tras la visita de este último al Reino Unido.

    Ante la posibilidad de que en el futuro no haya acuerdo con la UE, Gibraltar necesita consolidar lo que nos hace diferentes y distintos. Necesita actuar así más que nunca y con independencia de que al final se llegue a un acuerdo.

    Es esa singularidad de la que disfruta Gibraltar la que mantendrá nuestro atractivo como jurisdicción en muchos ámbitos y, por tanto, nuestro continuo bienestar financiero a largo plazo, por muy difíciles que se pongan las cosas a corto plazo.

    LOS RECONOCIMIENTOS POR PARTE DE PICARDO

    Los reconocimientos por parte del GSLP se produjeron en un comunicado de prensa emitido el jueves.

    El Ministro Principal, Fabián Picardo, dijo: «Gibraltar sigue plenamente comprometido con el Acuerdo de Nochevieja. El Reino Unido ya ha dicho también que sigue plenamente comprometido».

    Continuó diciendo: «Acojo con gran satisfacción la declaración que hizo ayer José Manuel Albares en Londres, comprometiendo de nuevo a España con los términos del Acuerdo de Nochevieja y con los aspectos de Frontex en particular».

    Declaraciones que fueron apoyadas por lo que cada uno de los ministros de exteriores del Reino Unido y de España han dicho a la prensa esta semana.

    Así que, ahí lo tenemos, cada uno de ellos, de Gibraltar, el Reino Unido y España reaccionando en la misma sintonía frente al mandato de la CE.

    UNA COLABORACIÓN SIN PRECEDENTES

    Tenemos ahora, puesta claramente en evidencia por estas declaraciones del Sr. Picardo, una colaboración sin precedentes históricos entre Gibraltar, el Reino Unido y España, con el objetivo de hacer que la CE, y por tanto la UE, coincidan con los objetivos de los tres. Objetivos que fueron acordados por todos en el Acuerdo Marco, aparentemente con la aportación de la CE.

    La reacción de los tres no podría haber sido mejor coreografiada, pero, por supuesto, ¡eso no es lo que ha ocurrido! Cada uno se limita a mantener el Acuerdo Marco convenido; se ignora que está lleno de agujeros y de disposiciones no concluyentes que la CE intenta rellenar en su mandato.

    Por supuesto, no hay duda de que la CE ha ido más allá de la «intención» del Acuerdo Marco pero todos lo esperaban, antes de cualquier negociación. El propio Sr. Picardo, antes de su publicación, señaló que el mandato de la CE tendría aspectos «desagradables», quizás no tan «desagradables» como se sabe ahora.

    LA POSICIÓN EXTREMA DE LA UE

    Es esa posición extrema de la UE la que probablemente permita un compromiso. Pero cuanto más extrema sea la posición de la CE, más probable será que cualquier resultado se desvíe más hacia los puntos de vista sostenidos por la CE que hacia cualquier otro punto de vista. Las posiciones extremas en cualquier negociación acercan a las demás partes a la que tiene la opinión más extrema.

    Por ahora, sin embargo, las posibilidades de una negociación han desaparecido, pero ¿por cuánto tiempo?

    Es poco probable que pase mucho tiempo antes de que se alcance una posición que permita el debate. Cualquier otra cosa no haría más que poner en apuros a un miembro de la UE, España. La UE no va a prolongar eso. Es probable que el Consejo de Ministros de la UE mejore la posición adoptada por la CE en su mandato de negociación.

    Sin embargo, ¿es eso una certeza? En absoluto. Existe la clara posibilidad de que otros Estados miembros tengan agendas más amplias que involucren al Reino Unido.

    Si es así, puede haber algunos representantes en el Consejo de Ministros de la UE a los que resulte difícil convencer de que apoyen una posición de compromiso de la UE. ¿Podría ser esa una razón por la que el mandato de la CE es tan extremo, es decir, para dar más margen de compromiso a las posiciones extremas que mantienen algunos?

    OTROS FUNDAMENTOS ADEMÁS DE LAS «BOTAS ESPAÑOLAS»



    CAMPAÑA ACEITES VEGETALES USADOS II- ARCGISA
    CAMPAÑA ACEITES VEGETALES USADOS II- ARCGISA


    Lo que es preocupante es la exageración en todas las declaraciones del Gobierno de Gibraltar sobre la no aceptación de las «botas españolas sobre el terreno» y la continua referencia a Frontex.

    La presencia española sobre el terreno es la cuestión emotiva, pero no es probable que sea la única preocupación fundamental, pero inaceptable, que la UE y España lucharán por incluir en cualquier tratado final. Hay otras cuestiones fundamentales e inaceptables en el mandato de la CE, tal y como está redactado actualmente, que hay que entender.

    Hay que recordar que el Reino Unido abandonó la UE porque quería recuperar su plena soberanía. Quería recuperar los aspectos de soberanía que había cedido voluntariamente a la UE. Lo hizo con el Brexit.

    UN TRATADO CEDERÁ MÁS ASPECTOS DE SOBERANÍA

    Cualquier acuerdo con la UE sobre Gibraltar significará, necesariamente, que los aspectos de soberanía que el Reino Unido ha recuperado tras el Brexit, deberán ser devueltos por Gibraltar a la UE. Sin embargo, la intención en el futuro, tal y como se identifica en el Acuerdo Marco, es ir más allá, si se acepta un tratado.

    Anteriormente, Gibraltar no formaba parte de la Unión Aduanera ni tenía la obligación de imponer el IVA. Ahora, el Acuerdo Marco establece que la inclusión en ambas debe ser discutida y considerada.

    El mandato de la CE hace que la inclusión en ellas sea un requisito, teniendo que imponer el IVA tanto a los bienes como a los servicios; esto último no se mencionaba en el Acuerdo Marco. Acceder a estas exigencias se sumará a la soberanía que Gibraltar cederá a la UE.

    Además, el Reino Unido no estaba en Schengen. La intención es que Gibraltar entre en un acuerdo de estilo Schengen con la UE. Eso significa que habremos cedido, en cuestiones de inmigración, más soberanía a la UE de la que el Reino Unido ha cedido nunca.

    ESPAÑA SE CONVIERTE EN EL EJE CENTRAL

    El Acuerdo Marco habla de que España, como Estado vecino, tiene que ocuparse de los asuntos relacionados con la UE para Gibraltar. En cualquier caso, la UE ha delegado claramente esos asuntos en España. Estos son los aspectos prácticos sobre el terreno.

    El Reino Unido ya no puede ser el Estado miembro de la UE encargado de los asuntos de Gibraltar. No está en la UE. Hay que buscar otro Estado miembro. Es difícil argumentar que no deba ser España.

    Todo esto, además de haber firmado el Acuerdo Marco, explica que España esté ahora defendiendo lo mismo que Gibraltar y el Reino Unido. España gana en todos los frentes que se puedan aceptar siguiendo el Acuerdo Marco.

    El emotivo no «botas españolas sobre el terreno» es una mera distracción. Está siendo utilizado por los políticos de Gibraltar por esa razón. Pretende distraer la atención de la opinión pública de los temas más amplios que se deben negociar para Gibraltar.

    LAS NEGOCIACIONES SON INEVITABLES

    Tenemos que esperar y ver si se producen avances y dónde. Tenemos que ver si se supera el actual estancamiento para que las negociaciones puedan comenzar y avanzar.

    La triste verdad es que Gibraltar tiene pocas opciones en el esquema general de las cosas, pero siempre hay formas de avanzar mediante una cuidadosa negociación. Sin embargo, nuestras opciones se han visto limitadas por nuestras decisiones pasadas y las de nuestros gobiernos, que han permitido una dependencia excesiva de una frontera con tránsito libre para satisfacer nuestra necesidad de dinero y la del erario público, que no deja de crecer.

    LA NECESIDAD DE CONSOLIDAR LA EXCEPCIONALIDAD DE GIBRALTAR

    Dicho esto, pase lo que pase, tenemos que defender muchos de los componentes clave de lo que hoy es Gibraltar.

    Necesitamos proteger y preservar nuestro estatus constitucional, nuestra nacionalidad, nuestra conexión con el Reino Unido (incluyendo la base naval y militar), nuestro Parlamento, nuestras finanzas públicas separadas, nuestras claras diferencias con la Comarca circunvecina, nuestras leyes distintas, nuestros sistemas de licencias y supervisión diferentes, nuestra forma de vida y costumbres, nuestras instituciones separadas y distintas, nuestro sistema educativo, nuestro espíritu independiente, nuestra forma de hacer las cosas, nuestro bilingüismo con la primacía del inglés, y mucho más que todos deberíamos esforzarnos por identificar.

    Especialmente cuando alguna de ellas está relacionada o se ha desarrollado con el Reino Unido. Esto debe continuar y hay que mantener al Reino Unido al lado y convencerlo de que siga apoyando a Gibraltar en todos estos frentes.

    Lo que Gibraltar más necesita es precisar, valorar y consolidar todo lo que nos hace diferentes y lo que somos. Nuestro éxito económico y financiero en el futuro se verá favorecido por ese carácter distintivo y por la salvaguarda de nuestros atributos únicos, nuestra excepcionalidad y nuestro carácter extraordinario.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas