Sábado, 4 de Febrero de 2023
Twitter
Facebook
Youtube

Las conversaciones secretas sobre el Gibexit continúan mañana

  • Imagen de Robert Vasquez
    Por Robert Vasquez
    Abogado y periodista gibraltareño
    Picardo y García, principales representantes del gobierno de Gibraltar
    Foro
    *Las metas, objetivos y políticas del Gobierno GSLP- Liberal sobre el Gibexit deben ser públicas

    *Las políticas sobre el Gibexit de los políticos electos siguen siendo desconocidas

    *Los políticos no definen «soberanía, jurisdicción y control»

    *Todos los políticos deberían hacer declaraciones políticas claras sobre el tema

    *El compromiso para alcanzar un tratado del Gibexit es inevitable

    *No hay más opción que sobrevivir a un «no acuerdo»

    *El desgobierno financiero de los últimos 25 años ha empeorado la situación

    *Es poco probable que se cuente la historia completa del «no acuerdo»

    *Azopardi dejó maniatado al GSD al aceptar las sesiones informativas secretas del Gibexit

    *Todos tendrán que «tragarse» las consecuencias de un «no acuerdo», como ya se ha dicho a las empresas

    *«Asin vamos, eso es lo que hay, ¡cometelo con papas fritas!»[i]

     

    LOS POLÍTICOS NO DAN A CONOCER LOS OBJETIVOS DEL GIBEXIT

    Puede que el progreso y el contenido de la negociación del Gibexit sea secreto y deba mantenerse así, pero no las metas, los objetivos y las políticas que nuestro Gobierno electo GSLP-Liberal quiere conseguir en esas conversaciones. Es la víspera de esas conversaciones en curso entre el Reino Unido y la UE en las que se sigue intentando alcanzar un tratado que cubra el futuro de Gibraltar en la UE.

    No es de recibo que las políticas que siguen en esas conversaciones nuestros políticos electos estén, en el mejor de los casos, enturbiadas, pero en realidad siguen sin anunciarse y, por tanto, sin conocerse. La única promesa que se ha hecho abiertamente es que no se cruzará la línea roja de la «soberanía, jurisdicción y control» británicos de Gibraltar.

    QUÉ SE ENTIENDE POR «SOBERANÍA, JURISDICCIÓN Y CONTROL»

    Estas palabras no han sido circunscritas o definidas hasta la fecha por ninguno de nuestros políticos, ya sea en el Gobierno o en la oposición. Eso es un enorme fracaso político por parte de todos ellos. No será perdonado, especialmente cuando se sufran las consecuencias de un «acuerdo» o, peor aún, de un «no acuerdo».

    Este bloguero expuso sus propias opiniones sobre el tema de la «soberanía, la jurisdicción y el control» en un blog publicado aquí el 16 de septiembre de 2022. Todavía puede leerse on line. ¿No es hora de que nuestro Gobierno y la Oposición icen su pabellón en el mástil de cada una de esas palabras?

    No es necesario que revelen lo que se está negociando, pero eso no impide que detallen lo que consideran que abarca «la soberanía, la jurisdicción y el control», de manera que expliquen cuáles son esas líneas rojas que dicen que no se pueden cruzar.

    COMPROMISO POLÍTICO

    Es necesaria una declaración política de todos nuestros políticos electos y aspirantes a serlo, por la que definan lo que en su opinión es un compromiso aceptable que pueda alcanzarse para llegar a un tratado del Gibexit. No cabe duda de que los acuerdos internacionales surgen del compromiso, del «toma y daca» de ambas partes.



    Iti Cádiz
    Iti Cádiz


    Hay una dura realidad, y es que la pertenencia de naciones soberanas a la UE surge a través de un compromiso definido en los tratados y acuerdos internacionales que la establecen y por los que existe y funciona. El caso es el mismo para el espacio Schengen.

    EL COMPROMISO ES INEVITABLE

    Si Gibraltar quiere participar en esos «clubs», no tiene más remedio que comprometerse, igual que hizo el Reino Unido cuando estaba en la UE. Se fue porque en un referéndum una mayoría votó por devolver todo el poder al Parlamento en Westminster, lo cual indica precisamente lo que nuestros políticos no quieren afrontar públicamente.

    Explica a gritos que participar en los «clubs» de la UE y de Schengen requiere un compromiso. Es una posición que está salvaguardada porque es la adoptada por todos los miembros de esos «clubs». Por lo tanto, no puede ser modificada sin un acuerdo unánime o mayoritario, tal y como se ha acordado.

    ¿ES EL «NO ACUERDO» UNA OPCIÓN SEGURA?

    La pregunta a la que se enfrenta Gibraltar es si puede adaptarse a la situación económica, social y financiera que se producirá si al final no hay «ningún acuerdo». La respuesta debe ser «sí». No tenemos otra opción que sobrevivir, y la palabra sobrevivir se utiliza deliberadamente en su verdadero sentido y significado.

    Sin embargo, hay una gran diferencia entre la supervivencia y la capacidad de vivir la vida como la mayoría de nosotros en Gibraltar nos hemos acostumbrado a vivirla. Las consecuencias de un «no acuerdo» no se reducen sólo a los problemas económicos y a los inconvenientes que traerá consigo. También tendrá consecuencias sociales, de vivienda y de suministro.

    No es sólo este bloguero el que lo dice. En los últimos años lo ha dicho alto y claro nuestro Gobierno GSLP-Liberal.

    EL DESGOBIERNO AGRAVA LAS COSAS

    Cualquier desaceleración económica que se produzca se verá enormemente agravada por el pésimo estado en que se encuentran nuestras finanzas públicas, que han caído en espiral durante los últimos 25 años aproximadamente porque nuestros gobiernos lo han permitido.

    Tenemos un enorme endeudamiento público directo e indirecto, agravado en 500 millones de libras, pero no causado por la pandemia de Covid-19. El problema del endeudamiento es anterior a esa pandemia.

    También tenemos un déficit público de ingresos por cuenta corriente, que habrá que solucionar. Enfrentarse a él en un escenario de «no acuerdo», e incluso en un resultado de «acuerdo», con ingresos públicos reducidos procedentes de un descenso de las empresas y el empleo, será difícil, diciéndolo de manera educada.

    Este bloguero ha sido tachado en el pasado de «catastrofista» por exhortar al cuidado de nuestras finanzas públicas, a pesar de que Sir Joseph Bossano también ha promovido públicamente su necesidad. Ser cuidadoso con el dinero que nos pertenece a todos en Gibraltar es una responsabilidad de todos los gobiernos. Los gobiernos han fallado al pueblo en ese frente durante la mayor parte de esos 25 años.

    El no haberlo hecho, motivado en gran parte por el deseo de comprar votos, es nada menos que una forma vergonzosa de llevar la administración pública. Ha estado ocurriendo durante casi tres décadas sin una adecuada supervisión o control electoral o parlamentario, o incluso sin ningún tipo de control.

    EXCUSAS, EXCUSAS

    Si no hay acuerdo, ¿se nos dirá a los simples mortales que la UE ha buscado demasiados compromisos? Lo más probable es que así sea. Nos quedaremos con el agua al cuello y sin saber qué es lo que ha llevado a no llegar a un acuerdo sobre el Gibexit.

    A la oposición del GSD se le dirá: no se quejen, se les dijo todo sobre la marcha en las reuniones a las que su líder, Keith Azopardi, aceptó asistir en términos de absoluto secreto. ¿Cómo ha podido aceptar que el Gobierno GSLP- Liberal se lo metiera en el bolsillo con tanta facilidad?

    ¿No es hora de que el Sr. Azopardi entienda en qué consiste la política de oposición en el Parlamento? Este bloguero le recomienda que vea el turno de preguntas en el Parlamento de la BBC. Puede que aprenda a mejorar sus credenciales de oposición y su efecto.

    Se nos pedirá que nos traguemos el «no acuerdo» entero y que vivamos lo mejor que podamos en estas circunstancias. Esencialmente, eso es lo que ya se ha dicho a las empresas que tendrán que hacer, según el último boletín del gobierno sobre el «no acuerdo» emitido por el ministro responsable, el Viceministro Principal Joseph García.

    Y como dice la gente, «asin vamos, eso es lo que hay, ¡cómetelo con papas fritas!»

     
    [i] N. del T. En español en el original




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas