Sábado, 4 de Febrero de 2023
Twitter
Facebook
Youtube

El coste de la vida

  • Imagen de Patricio González
    Por Patricio González
    Político y escritor. Alcalde de Algeciras tres legislaturas. Ingeniero técnico naval
    La cesta de la compra, cada vez más cara. Foto: NG
    Foro
    El coste de la vida se ha encarecido enormemente tras el estallido de la guerra. En el último año, la electricidad y el combustible han elevado enormemente los costes de las empresas, que se han visto obligadas a trasladar ese incremento a los alimentos. Un alza de precios que ha elevado la cesta media mensual de las familias en casi 150 euros en los últimos cinco años, pasando de los 161,74 euros de 2017 a los 310,18 de 2022.

    Con el estallido de la guerra en Ucrania, el precio de los alimentos comenzó a crecer de manera muy significativa. La dependencia de España de cereales, como el trigo o el maíz, tanto para el consumo como para el alimento del ganado, ha encarecido productos básicos como el pan, la carne, los huevos o la leche. De esta forma, la subida de precio de consumos básicos ha disparado el gasto en alimentación en 1.790 euros al año.

    La pasta y el aceite han sido de los productos que más se han encarecido en el último lustro. Macarrones, espaguetis o tallarines han triplicado su precio. Por su parte, el aceite de girasol ha pasado de costar 0,90 euros en 2017 a 2,50 euros, mientras que el aceite de oliva virgen extra ha casi duplicado su precio, que se ha elevado hasta los 7 euros el litro frente a los 4 de hace cinco años.



    Iti Cádiz
    Iti Cádiz


    Los productos lácteos han sido de los más afectados por el alza de precios. Por ejemplo, la leche, se ha encarecido un 25%, pasando de 0,80 a 1 euro el litro en los últimos cinco años. Pero sin duda, uno de los productos de la cesta de la compra que más se ha encarecido en el último lustro es el queso, cuyo precio se ha más que duplicado pasado de 6,95 euros a 15 euros el kilo.

    En el caso de la carne, los precios han llegado a subir hasta un 50% en algunos productos. El pescado, por su parte, es un lujo que ya no está al alcance de todos. La media de subida está entre los seis y ocho euros.

    Comer fruta de postre o hacerse una ensalada ya no es apto para todos los bolsillos. En el caso de las frutas, naranjas y mandarinas han multiplicado por cuatro su precio en los últimos 5 años, mientras que un kilo de plátanos de Canarias ha pasado de 1,49 a 3,85 euros el kilo -casi el triple- y las manzanas han multiplicado su precio por dos. En el caso de las hortalizas, la unidad de lechuga ha pasado de 0,60 a 1,30 euros, mientras que tomates y cebollas se han encarecido de media en 1 euro el kilo.

    En general, la cesta de la compra se ha duplicado.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas