Miércoles, 24 de Abril de 2019
Twitter
Facebook
Youtube

Cualquier fallo con el Brexit será responsabilidad exclusiva de Picardo

  • Imagen de Robert Vasquez
    Por Robert Vasquez
    Abogado y periodista gibraltareño
    Foro

    La unidad frente al Brexit, que reclama el Ministro Principal, Fabián Picardo, exige liderazgo y capacidad de integración, algo que él no ofrece.

    Excluye a la oposición GSD de todos los asuntos del Brexit hasta el último minuto. Luego limita la integración a explicar al GSD lo que ha sido acordado sin ninguna participación del GSD.

    Su descripción en el Parlamento del Reino Unido por Theresa May como un «estadista», bien puede basarse en su capacidad para alinearse con las políticas del Reino Unido, siendo el único Primer Ministro (Principal) de la "familia del Reino Unido" que ha apoyado el Acuerdo de Retirada de May. ¿Es una descripción adecuada de él a los ojos de Gibraltar? El jurado sigue deliberando sobre esta cuestión.

    La realidad es que Sir Joseph Bossano y Sir Peter Caruana eran «hombres de Estado»a los ojos de Gibraltar por su defensa incondicional de Gibraltar (contra los deseos del Reino Unido) en el momento de negociar diversos acuerdos que implicaban a España, finalizando, en los días de Sir Peter, con el derrotado acuerdo de soberanía conjunta Blair/Straw/Hain de 2002.

    A los ojos de Gibraltar, Fabián Picardo aún tiene que demostrar su valía en este juego. Parece, sin embargo, demasiado entusiasmado como para asumir personal e individualmente todo el crédito por los «éxitos»del Brexit en lo que respecta a Gibraltar.

    La otra cara de esta estrategia es, en primer lugar, que sólo él debe asumir la responsabilidad de las consecuencias para Gibraltar de cualquier fracaso y, en segundo lugar, que cualquier fracaso que afecte a Gibraltar puede verse agravado por su mismísima exclusión del GSD, en total contradicción con su llamamiento a la unidad.

    Sr. Picardo, tiene que decidirse. Si desea unidad, sea integrador (aunque ya sea demasiado tarde para ello), de lo contrario, asuma la plena responsabilidad de cualquier inconveniente que pueda sufrir Gibraltar por el Brexit en cualquier momento y en cualquier forma.

    Lo que es cierto, tal y como están las cosas en la actualidad, es que Gibraltar se encuentra al borde de un precipicio, ya sea el 29 de marzo de 2019 o el 31 de diciembre de 2020. ¿Está usted, Sr. Picardo, y su partido, el GSLP, listo para eso?


  • publicidadunicef
    publicidadAyuntamiento de La Línea
    publicidadcruz roja