Sábado, 21 de Mayo de 2022
Twitter
Facebook
Youtube

Dejen en paz a Federico

  • Imagen de Patricio González
    Por Patricio González
    Político y escritor. Alcalde de Algeciras tres legislaturas. Ingeniero técnico naval
    Foro
    Este pasado 18 de agosto se han cumplido ochenta y cinco años del fusilamiento del poeta granadino Federico García Lorca, que sigue enterrado Dios sabe dónde. Federico nunca militó en ningún partido, a pesar de los esfuerzos de Neruda y Alberti por hacerlo del Partido Comunista de España, a lo que él  se negó siempre.

    ¿Pero era apolítico Federico? Ni mucho menos, lo que ocurre es que no quiso pertenecer oficialmente a ninguna fuerza política. Resulta lamentable que Félix Bolaños, el ministro de la Presidencia, dijera esta misma semana  que “Hoy, Lorca es el PSOE”. Dijo también que “representamos los mismos valores que enarboló Lorca”. No creo que Lorca deba ser mezclado con ningún partido, pero se lo quieren apropiar. La izquierda en general, cuando el poeta no era de nadie. Si acaso, del pueblo.

    También la derecha y la ultra derecha quieren hacerlo suyo, lo que ya chorrea sangre. Cuando Federico fue asesinado, empezaron a salir personas cercanas al poeta con documentos que lo hacían simpatizante de Falange Española, e incluso amigo de su fundador José Antonio Primo de Rivera, algo totalmente indemostrable.

    Sí  es cierto que congenió con la Izquierda Republicana de Manuel Azaña, y si tenemos en cuenta su relación con Fernando de los Ríos, un histórico del socialismo español, está claro que Lorca estuvo más cerca de la izquierda que de la derecha.





    Pero no hay derecho a que esté siendo utilizando de esta manera, si él nunca quiso hipotecas ideológicas.

    Ocurre igual con los flamencos. Lorca es el poeta de los gitanos, porque era flamenco y en su última carta, del 18 de julio de 1936, lo dejó claro: “Nosotros los flamencos”, dijo. Casi tan flamenco como él fue el también poeta Manuel Machado, de Sevilla, y los artistas no conocen ni sus letras para el cante, sin duda de las mejores del arte jondo. Las cantan y piensan que son populares. Lorca escribió Poema del cante jondo, pero Machado nos regaló Cante hondo, algunos años antes, en 1912.

    Don Manuel Machado, el gran olvidado del flamenco, sin duda por su posición política. Aunque dijo una vez que el fascismo y el comunismo eran igual de detestables, encontró hueco en la dictadura franquista y este es el motivo por el cual cayó en el olvido por parte de los flamencos.

    Federico García Lorca fue un hombre libre. Déjenlo en paz.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas