Miércoles, 27 de Octubre de 2021
Twitter
Facebook
Youtube

¿A dónde se dirige Gibraltar con el Brexit?

  • Imagen de Robert Vasquez
    Por Robert Vasquez
    Abogado y periodista gibraltareño
    Foro
    ¿Siguen afirmando los «halcones» encaramados en el Gobierno GSLP-Liberal y los miembros del partido que no hay nada que temer del Brexit? Si se llega a un acuerdo sobre Gibraltar, podría haber avances que llevarían a una mayor separación del Reino Unido y una mayor conexión con la UE, y por lo tanto con España. Este distanciamiento empieza a ser una consecuencia visible del Brexit que se puede deducir de lo poco que se ha hecho público acerca de las negociaciones sobre Gibraltar.

    El reciente encuentro entre la ministra de Asuntos Exteriores española, Arancha González Laya, y el ministro principal Fabián Picardo enfatiza este enigma al que ahora se enfrenta Gibraltar. Además, escuchamos en el Parlamento español una «ofensiva con encanto» expresada por el partido socialista, lo cual es un peligro adicional.

    No hay cambios en la reivindicación, sólo en la estrategia:

    El núcleo de la posición española de todos los partidos políticos en el Parlamento y la posición del Estado de España sobre Gibraltar no ha cambiado: España reclama la soberanía de Gibraltar y no renuncia ni renunciará a esa reclamación.

    Lo que el Gobierno socialista de España está cambiando es la estrategia que considera que hará más probable el logro de ese objetivo. Una estrategia que España ha desarrollado teniendo en cuenta la ubicación geográfica, los fracasos del pasado y los factores externos que afectan a los asuntos internacionales en general y que repercuten directamente en Gibraltar, principalmente el efecto del Brexit.

    Avances en materia de soberanía realizados por España:

    España ya ha hecho pequeños avances adentrándose en la soberanía británica de Gibraltar.

    El Reino Unido ha firmado un tratado con España que rige los asuntos fiscales relacionados con Gibraltar. Ese tratado da a España grandes elementos de soberanía fiscal sobre sus nacionales, empresas y otras entidades que residen u operan en Gibraltar.

    El Protocolo de Gibraltar del Acuerdo de Retirada del Reino Unido y la Unión Europea tiene varios Memorandos de Entendimiento (MdEs) adjuntos. Éstos abarcan los derechos de los ciudadanos, el medio ambiente, la policía y las aduanas y el tabaco y otros productos.

    Los MdEs dan a España la posibilidad de intervenir en cada uno de estos temas, lo que supone que España puede opinar sobre lo que ocurre en nuestro territorio de soberanía (británica). Se dice que los MdEs expiran el 31 de diciembre de 2020, pero, ¿lo harán en la práctica?

    Bueno, la cuestión de los derechos de los ciudadanos está ampliamente cubierta en el Acuerdo de Retirada y son efectivos más allá de esa fecha. No se ha dicho que los cambios en la ley de Gibraltar que rige los precios del tabaco no expiren en esa fecha.

    Además, en el mundo real, ¿pueden los asuntos tratados en el Protocolo de Gibraltar y los MdEs llegar a su fin en esa fecha? Bueno, sí, es posible, pero ¿cuál será el efecto de ponerles fin, cuando se haya acordado que son aceptables para Gibraltar? ¿el tiempo no cambia eso? Las relaciones internacionales rara vez funcionan sobre la base de dar un paso atrás, sin que tal cambio de posición tenga repercusiones.

    El ministro principal se reúne con la ministra de Asuntos Exteriores de España:

    González Laya ha dicho que en su reunión con Picardo no tocó temas de soberanía, y que este es un tema a tratar exclusivamente entre España y el Reino Unido. Además, hizo hincapié en que en su reunión con Picardo sólo tocó los MdEs.

    La reunión con Picardo se celebró en el contexto de una visita a la zona para verse con los alcaldes del Campo y otros dignatarios locales y comprender cuáles podrían ser los problemas a los que se enfrentan con el Brexit en relación con Gibraltar. La pregunta que nosotros en Gibraltar deberíamos hacernos es, ¿fue nuestro ministro principal atendido y tratado por González Laya de la misma forma que las otras autoridades con las que se reunió?



    CAMPAÑA ACEITES VEGETALES USADOS II- ARCGISA
    CAMPAÑA ACEITES VEGETALES USADOS II- ARCGISA


    La nueva estrategia de España para lograr la soberanía a lo largo del tiempo:

    El Partido Popular (PP) critica esa reunión elevándola a una cuestión de Estado. Es, sin duda, un punto de vista que muchos considerarán que tiene argumento y sustancia. Además es una opinión que, si es correcta, fortalece a Gibraltar y al ministro principal. Sin embargo, los argumentos del partido socialista español ponen de relieve el peligro que corre Gibraltar.

    Brevemente estos puntos de vista son que, de ninguna manera, la reclamación de la soberanía por parte de España ni se renuncia ni se socava, sino que al aumentar y enfatizar la dependencia de Gibraltar de España, mostrando amistad y mejorando el bienestar económico del Campo, con el tiempo, las actitudes y opiniones cambiarán en Gibraltar. En este contexto, el encuentro de González Laya con Picardo, a los ojos del actual Gobierno español, fue un paso rotundamente positivo y favorable a la reivindicación de la soberanía de España.

    Indicadores de la nueva estrategia de España: separar al Reino Unido y aumentar la cercanía a España:

    La opinión del PP se ve socavada mientras que la del partido socialista se ve reforzada por el informe de «El País» (29 de julio de 2020) en el que se afirma que Gibraltar pretende mantener los vínculos con la UE después de que el período de transición del Brexit finalice el 31 de diciembre de 2020.

    La dura realidad es que se necesita una solución para después del Brexit, tanto por parte de Gibraltar como de España, que salvaguarde la libre circulación transfronteriza de personas y bienes más allá de esa fecha; gran parte de la economía y las finanzas públicas de Gibraltar dependen de ello. Recíprocamente, un gran porcentaje del bienestar económico del Campo también depende de las empresas y de los consumidores de Gibraltar.

    El artículo sugiere que el Reino Unido y España con Gibraltar están considerando varias opciones. Todas ellas, de alguna manera, nos separan del Reino Unido y nos acercan y hacen más dependientes de la UE y por lo tanto de España: España es el interlocutor de la UE en los asuntos relacionados con Gibraltar.

    Las opciones, que pretenden mantener los lazos entre Gibraltar y la UE (y así mantenernos cerca de España), que aparentemente están siendo consideradas son, que Gibraltar se una a la unión aduanera de la UE o al área de libre tránsito de Schengen.

    Esto no es inusual para los no miembros de la UE. Mónaco, por ejemplo, forma parte de la unión aduanera, Noruega, Liechtenstein e Islandia forman parte del mercado único y Schengen y Suiza forma parte de Schengen. Lo que es un misterio es ¿qué puede exigir España a cambio?

    Se informa además de que, en una reunión en Málaga en junio, España hizo una oferta sobre aspectos de las relaciones bilaterales sobre Gibraltar. Los términos de esta oferta permanecen en secreto, sin contar el deseo de España de crear una zona de «prosperidad compartida», en parte reflejando su deseo de proteger a los trabajadores transfronterizos y de lograr un territorio vecino atractivo.

    El silencio del Gobierno GSLP-Liberal:

    Todo esto es de dominio público para aquellos que se preocupan por buscarlo. Lo que es extraño es el ominoso silencio de nuestro Gobierno, más allá de reflejar el llamamiento de España a la «prosperidad compartida», al expresar su propio deseo de lograr la prosperidad para la zona. Por lo demás, ni una pizca de rechazo, sólo continuas reafirmaciones de que Gibraltar sigue siendo británico.

    ¡Despierten todos los partidos políticos, especialmente el Gobierno GSLP- Liberal actualmente responsable! Vean que España ha dejado de lado su reivindicación de soberanía sin renunciar a ella. Vean que España ha cambiado su estrategia para lograr esa soberanía. ¿Cuál es el plan del Gobierno GSLP-Liberal, o el de cualquier partido que lo sustituya en el Gobierno, para contrarrestar ese peligro sin socavar enormemente la economía de Gibraltar?

    Nadie lo sabe porque no lo dicen; ¿o es porque el Gobierno no lo tiene, más allá de comprometerse a atarnos a la UE y por lo tanto a España, con Picardo, en ese proceso, teniendo reuniones con la ministra de Asuntos Exteriores de España para atraer la atención de los medios de comunicación? Estas reuniones, sin una estrategia clara, son peligrosas para Gibraltar. Bueno, un consejo a nuestro Gobierno: mantenga informado a su electorado, especialmente, si las opciones están limitadas por la realidad. Si no lo hace, puede que se enfrente a una reacción en contra cuando se haga público cualquier acuerdo.

    (Artículo de opinión publicado en el Gibraltar Chronicle el 3 de agosto de 2020) 

     




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas