Lunes, 16 de Mayo de 2022
Twitter
Facebook
Youtube

¿Enrocado el Tratado con la UE sobre el Peñón?

  • Imagen de Robert Vasquez
    Por Robert Vasquez
    Abogado y periodista gibraltareño
    Foro
    Se ha dejado claro en todo momento que la negociación de un tratado entre la UE y el Reino Unido sobre Gibraltar era una empresa muy diferente a los acontecimientos que se están produciendo sobre el Protocolo del Brexit de Irlanda del Norte, pero los últimos acontecimientos provocan cierta incertidumbre.

    Ha sido el Ministro Principal, Fabián Picardo, el que en todo momento, incluso hasta antesdeayer, 11 de mayo de 2022, ha destacado con énfasis su optimismo sobre la consecución de un tratado sobre Gibraltar.

    DIFERENCIAS EN GIBRALTAR

    La distinción entre la situación de Gibraltar y la de Irlanda del Norte se puso de manifiesto claramente en fecha tan reciente como el pasado mes de septiembre.

    Wendy Morton, la entonces ministra para Europa, al declarar ante una comisión de la Cámara de los Comunes, dijo sobre Gibraltar que «la cuestión de Irlanda del Norte es muy, muy diferente... Está muy, muy separada de la cuestión de Gibraltar».

    Es una afirmación que era y sigue siendo cierta, pero, por muy cierta que sea, no es eso lo que ahora puede ser el problema. Ahora la cuestión puede ser de confianza ya que Gibraltar se ve afectado por una ruptura de las relaciones entre la UE y el Reino Unido.

    ¿REPERCUSIONES DEL CONFLICTO DE IRLANDA DEL NORTE?

    El cumplimiento de la palabra dada por las naciones en los tratados es una doctrina central del derecho internacional, y es crucial para mantener la confianza y la fe necesarias para convencer a los países de que firmen tratados entre sí. Incumplir o tratar de cambiar un tratado se considera a menudo como una forma de socavar esa fe tan necesaria entre las naciones.

    Lamentablemente, aunque las situaciones de Irlanda del Norte y Gibraltar se consideran y son muy diferentes, cualquier falta de adhesión a los acuerdos por parte del Reino Unido sobre Irlanda del Norte, puede ser vista por la UE como una forma de socavar la confianza en el deseo del Reino Unido de adherirse a un tratado, incluso uno que pueda ser alcanzado sobre Gibraltar.

    REINA EL OPTIMISMO

    Los informes de prensa destacan que el Ministro Principal, Fabián Picardo, considera que todas las partes que negocian el tratado propuesto sobre Gibraltar siguen con un ánimo de fuerte optimismo. Ello a pesar de las crecientes tensiones entre la UE y el Reino Unido sobre el Protocolo de Irlanda del Norte al Tratado del Reino Unido sobre el Brexit. El optimismo se expresó tras dos días de negociaciones, que llegaron a su fin el miércoles.

    Estas conversaciones fueron seguidas inmediatamente por una reunión entre el Ministro Principal y Joseph García, el Viceministro Principal, con la Secretaria de Asuntos Exteriores del Reino Unido, Liz Truss, y el Ministro de Europa, James Cleverley. Una reunión que el Ministro Principal calificó de útil, y que llevó a Liz Truss a tuitear el apoyo del Reino Unido a Gibraltar y la protección de su soberanía británica.

    TENSIONES EN EL NORTE DE IRLANDA

    Sin embargo, simultáneamente se informa de que el Primer Ministro británico, Boris Johnson, amenaza con anular aspectos del Protocolo de Irlanda del Norte, en favor del más importante Acuerdo del Viernes Santo, que condujo a la paz en Irlanda del Norte. Se refirió a la necesidad de garantizar que el protocolo cuente con el apoyo de las comunidades católica y protestante.





    El Reino Unido ha subido la apuesta ayer por la mañana al dar a la UE un plazo de 72 horas para poner fin a la disputa actual sobre Irlanda del Norte. Si no lo hace, Liz Truss ha dicho que el Reino Unido desechará el Protocolo de Irlanda del Norte.

    La UE, antes de las últimas declaraciones de Liz Truss, no había recibido esa noticia favorablemente, insistiendo en que no se debe interferir en el Protocolo de Irlanda del Norte, en cuya consecución fue fundamental el Primer Ministro, ni iniciar una nueva negociación.

    ACONTECIMIENTOS EN IRLANDA DEL NORTE

    La reacción del Primer Ministro se produce tras los resultados de las elecciones en Irlanda del Norte.

    El Sinn Fein, por primera vez, obtuvo la mayoría parlamentaria en Stormont, por lo que nombra al primer ministro.

    El segundo partido en las elecciones, el Partido Unionista Democrático [DUP], indicó que no nombraría a un viceprimer ministro, ni volvería a participar en un gobierno compartiendo el poder, a menos que el Reino Unido tomara medidas con la UE sobre el Protocolo de Irlanda del Norte y se trataran esos asuntos.

    El líder del DUP, Sir Jeffrey Donaldson, tras quejarse del daño que el Protocolo de Irlanda del Norte está causando a las empresas y de su efecto en el aumento del coste de la vida, dijo: «También ha alterado nuestra relación constitucional con el resto del Reino Unido sin nuestro consentimiento».

    La promesa del Gobierno GSLP - Liberal es que cualquier tratado sobre Gibraltar no alterará su relación constitucional con el Reino Unido, y que la soberanía británica de Gibraltar permanecerá intacta, a pesar de los compromisos y los amaños que sean necesarios para llegar a un acuerdo.

    INFORME DE BLOOMBERG

    La agencia de noticias Bloomberg ha sugerido, sin embargo, que la UE podría tomar varias medidas contra el Reino Unido, entre ellas detener las conversaciones sobre las futuras relaciones de Gibraltar con la UE.

    Otras medidas que, según informa, podrían adoptarse sin comprometer a Gibraltar, incluyen procedimientos de infracción contra el Reino Unido, la suspensión del acuerdo comercial entre la UE y el Reino Unido y la congelación del acceso favorable de las empresas británicas al mercado de la UE.

    TIEMPO DE ESPERAR Y VER

    El Ministro Principal, a principios de esta semana, anunció que haría una declaración ante el Parlamento el próximo lunes, sobre la evolución de las negociaciones del tratado entre el Reino Unido y la UE sobre Gibraltar. El anuncio de una declaración del Ministro Principal, hasta ahora, era y sólo podía ser visto como un desarrollo positivo.

    La cuestión es si la declaración que el Ministro Principal tenía previsto hacer a principios de esta semana ha tenido que ser modificada debido a los acontecimientos en Irlanda del Norte que repercuten en las conversaciones entre la UE y el Reino Unido sobre Gibraltar.

    Lo que ha ocurrido en los últimos días puede haber arrojado una nube de levante sobre esa declaración, y sobre lo que puede desarrollarse comprometiendo la futura relación de Gibraltar con la UE. En este momento Gibraltar sólo puede esperar y ver qué sucede.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas