Lunes, 20 de Marzo de 2023
Twitter
Facebook
Youtube

¿Es una buena noticia la ausencia de noticias sobre el Gibexit tras la visita del Secretario de Estado del Reino Unido?

  • Imagen de Robert Vasquez
    Por Robert Vasquez
    Abogado y periodista gibraltareño
    Leo Docherty y Fabian Picardo, en Gibraltar. Foto InfoGibraltar
    Foro
    *No se publican novedades tras la visita del Secretario de Estado del Reino Unido para Europa

    *El periódico Panorama sugiere que el silencio esconde algo

    *No hay noticias de nuestro propio Ministro Principal y ni del Vice Ministro Principal

    * Nuestros Ministros ofrecen visitas guiadas al Secretario de Estado del Reino Unido

    *Muchas reuniones y comidas, pero ninguna información pública

    *Los Ministros de Asuntos Exteriores del Reino Unido y de España dijeron algo después de las reuniones de Oxford

    *No se nos dice qué planes hay si el resultado es un no «acuerdo»

    *Las próximas conversaciones sobre el Gibexit probablemente sean la semana que viene

    *El tiempo se agota sin que se conozcan los planes para el caso de un no «acuerdo»

     

    NO HAY CONFERENCIA DE PRENSA

    La visita del Secretario de Estado del Reino Unido para Europa, Leo Docherty, termina sin ninguna novedad para los que no se reunieron con él. Sin embargo, Gibraltar se enfrenta a las conversaciones entre el Reino Unido y la UE sobre un tratado del Gibexit sin ningún «acuerdo» a la vista y con el plazo de las negociaciones cerrándose rápidamente.

    Sale de Gibraltar sin enfrentarse a las preguntas de los periodistas en una rueda de prensa. ¿Oculta algo? La edición de ayer del periódico Panorama sugiere que el hecho de no haber celebrado una rueda de prensa «da la impresión de que el Secretario de Estado o el FCDO tienen algo que ocultar».

    Para colmo de males, ninguno de nuestros dirigentes del Gobierno GSLP-Liberal en la figura del Ministro Principal, Fabian Picardo, o del Viceministro Principal, Joseph García, proporciona públicamente ninguna información de importancia. Todo lo que se informa en la prensa es que ambos actuaron como guías turísticos del Sr. Docherty.

    VISITAS GUIADAS

    El Sr. Picardo le mostró el aeropuerto y la terminal aérea para explicarle cómo se harían los controles de inmigración en caso de que se alcanzara un «acuerdo» sobre el Gibexit. Al parecer, los controles serían dobles, uno de Gibraltar y otro de Schengen.

    A continuación, el Sr. García acompañó al Sr. Docherty a la frontera y le explicó cómo se abordaría el acceso de peatones y vehículos en el caso de que, como resultado de las conversaciones en curso, no se llegara a un «acuerdo» sobre el Gibexit. Parece que se instalarán puertas electrónicas para controlar a los peatones. Veremos qué ocurre con el acceso de los trabajadores empleados aquí.

    COMIDA Y REUNIONES

    A nosotros, meros curiosos, se nos dice que el Sr. Docherty visitó el Escuadrón de Gibraltar, que materializa la presencia naval en Gibraltar, y luego cenó en el nº 6 de Convent Place. También se reunió con el Gobernador. Ayer día 11 estaban previstas más reuniones, entre ellas con Sir Joe Bossano, Ministro de Desarrollo Económico, y con Albert Isola, Ministro de Servicios Financieros y Digitales.





    El contenido y el resultado de esas reuniones siguen siendo un secreto muy bien guardado. Al fin y al cabo, los simples mortales sólo votamos a un gobierno. No necesitamos que nos informen de los acontecimientos que, de un modo u otro, pueden repercutir enormemente en nuestras vidas.

    LOS MINISTROS DE ASUNTOS EXTERIORES TUVIERON ALGO DE DECENCIA

    Como se explicó en el blog de ayer, 11 de octubre de 2022, James Cleverley, y José Manuel Albares, los Ministros de Asuntos Exteriores del Reino Unido y España, tras las reuniones en Oxford tuvieron la decencia de explicar la amistad que existía entre el Reino Unido y España, con la expectativa subyacente de que las cuestiones de Gibraltar avanzaran en las conversaciones en curso sobre el Gibexit. Parece que el Sr. Docherty también estuvo en esas reuniones.

    Sin embargo, en su visita a Gibraltar, el público simplemente recibe el silencio del Sr. Docherty. Es un silencio que se refleja en el Sr. Picardo y el Sr. García. Parece que los que votan a los gobiernos no tienen derecho a conocer los acontecimientos que podrían tener efectos fundamentales en sus vidas.

    BUENAS NOTICIAS

    El refrán dice que «la falta de noticias es una buena noticia», pero ¿es eso lo que debemos deducir del silencio del Gibexit?  Ciertamente, es lo que todos debemos pensar porque no se nos está poniendo al tanto de cuáles son los planes del Gobierno GSLP-Liberal para el caso de que no se llegue a un «acuerdo». Parece que sólo un Secretario de Estado del Reino Unido tiene derecho a recibir esa información.

    En España se habla de que las negociaciones del Gibexit, si bien avanzan, no van tan bien como nos hacen creer nuestro Ministro Principal y nuestro Viceministro. La información que nos llega de España es que el Fiscal General Michael Llamas está más cerca de la realidad cuando dijo públicamente que «queda un número limitado de cuestiones difíciles». El énfasis está en «difícil».

    CERRANDO VENTANAS

    Son esas cuestiones las que quedan por resolver en un corto periodo de tiempo, ya que las conversaciones no pueden prolongarse eternamente. La ventana para que las negociaciones continúen debe estar cerrándose a un ritmo acelerado.

    Así lo sugiere el diario Panorama en su artículo de ayer. Sin embargo, ninguno de nosotros sabe cuáles son las consecuencias prácticas exactas de no llegar a un «acuerdo», ni qué planes se están elaborando para superarlas y ayudarnos a superar las consecuencias resultantes.

    Nuestro Gobierno GSLP-Liberal guarda silencio al respecto. El Sr. Picardo y el Sr. García se limitan a concentrarse en las conversaciones en curso, pero seguramente uno o más ministros deben estar organizando algo para el caso de un «no acuerdo». Sin embargo, no se sabe nada públicamente en ese frente. El juego parece ser una apuesta unidireccional por un resultado favorable de las conversaciones sobre el Gibexit.

    PRÓXIMAS CONVERSACIONES

    El escaso tiempo disponible debe significar que hay más conversaciones programadas. Es probable que se organicen para la próxima semana, ya que el mes de octubre está llegando rápidamente a su fin. ¿Nos dirá nuestro Gobierno GSLP-Liberal para cuándo está prevista la próxima ronda de conversaciones?

    El periódico Panorama cree que la visita del Sr. Docherty «señala la hora de la verdad para las conversaciones». No es de extrañar que sea así, sobre todo porque sugiere que las discusiones sustanciales, más allá de lo que se hace pasar por una «charla al calor de la chimenea», tuvieron lugar en Oxford sin ningún representante de Gibraltar.

    EL TIEMPO PASA SIN NOTICIAS

    Lo que está claro es que hay conversaciones en curso entre el Reino Unido y la UE, que las relaciones anglo-españolas son buenas y que ambos países esperan un beneficio mutuo para sus respectivos pueblos. Pero, espera un momento, está la cuestión de Gibraltar en el camino.

    Si el periódico Panorama tiene razón y el tiempo se agota, ¿qué hará el Reino Unido con ese «grano» en los asuntos anglo-españoles? ¿Sacrificará sus excelentes relaciones con España por Gibraltar, o se comprometerá con la UE de una manera que a sus ojos no contradiga la declaración del Sr. Doherty a su llegada a Gibraltar ayer?

    Dijo: «Estoy encantado de estar en Gibraltar, una parte importante de la familia del Reino Unido. Nuestra historia compartida se remonta a más de 300 años, y nuestro vínculo sigue siendo inquebrantable». ¿Permitirá la pertenencia a esa familia el apoyo económico que se necesitará si, debido a los intereses del Reino Unido, no hay «acuerdo» del Gibexit?

    Los que hemos sufrido el cierre de la frontera en el pasado tendremos que esperar y ver con paciencia, ya que no hay ninguna información real de ninguna fuente del Reino Unido o de Gibraltar que esté al tanto.